lunes, 29 de septiembre de 2008

Esta tristeza...


Esta tristeza pequeña
que podría guardarse en un pañuelo...

Esta tristeza que podría echar
con las flores marchitas.

Que podría llevársela volando
el viento.

Y que no vuela.
Y que no se echa.
¡Y que no cabe ya en mí toda!...
Maru

sábado, 27 de septiembre de 2008

Astenia primaveral....


Lo sabía y la ciencia lo dice: el 2% de la población sufre de astenia primaveral u otoñal. A este lado del mundo llegó la primavera y ha sido como un tren que no te ve y te arrolla.
No quiero hablar; me he arrancado la lengua.

No quiero abrir los ojos; me los he pegado con pegamento.

No quiero pararme en mis pies; me he postrado.

No quiero oír; he tapado mis oídos.

Sabía que pasaría; siendo bipolar mis posibilidades crecen, lo sabía.

Es algo que no sé explicar, quiero llorar, dormir no ver ni hablar con nadie;
no quiero salir de mi casa, no quiero contestar el teléfono ni el correo.

Me siento cayendo cuesta abajo; no sé qué me atajará.

Maru

viernes, 26 de septiembre de 2008


Tus ojos muestran que no amaste la lluvia
y que nunca supiste que existió la infancia.
Jamás te perdonaste la tristeza,
ni tus ojos vieron florecer la vida.
No rozó la ternura tu existencia,
ni oíste amor, ni diste, ni sentiste.
Tus ojos muestran que no amaste la lluvia
y que nunca supiste que existió la infancia.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Un regalito...


Hoy llegó mi regalito de mi amiga secreta primaveral, intercambio que organizó Clau.
Mi A.S. fue Cristi, de Concepción y me mandó las linduras de la foto.
Gracias.

Maru

A dieta...


Juro por San Sanguchito que me pongo a dieta. Con el litio y todo lo que comì en Argentina, mejor no les cuento cuàntos kilos he subido.
Y pensar que pasè un tiempo famèlica, que daba pena.

Es un compromiso conmigo misma, lo juro.

Maru

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Las fotos


El que quiera ver las fotos del viaje, tiene que ir a
http://marurulos.multiply.com

Allí están
Besos

Maru

martes, 23 de septiembre de 2008

LLEGUÉEEEEEE...





Cansada como mula, pero lo pasamos demasiado bien.

Ya les cuento más detalles; y les muestro fotitos.
Besitos
Maru

martes, 16 de septiembre de 2008

lunes, 15 de septiembre de 2008

El primer miedo...

Estaba asustado, estremecido.
La sangre corría a toda velocidad por sus venas.
Tenía sus ojos abiertos, turbados, y su cuerpo paralizado.
Sus músculos estaban tiesos.
Su voz estaba encapsulada.
Desesperado gritaba, gritaba silencios inescuchables.
Estaba desesperado. Una luz lo cegaba.
Alguien, Dios o tal vez la muerte, lo estaba mirando cara a cara.
Sentía que ya no podía hacer nada, pero no quería entregarse... y siguió luchando.
Sus fuerzas se acababan. No resistiría.
Estaba viviendo su propio calvario.
Sentía tormentos en todo el cuerpo, y ahora más, otro dolor, un ardor, una marca.
Fue un golpe en la espalda.
Su cuerpo luchando contra tanto mal, arremetió, y el dolor se transformó en llanto, en un grito de sosiego.
Se acabó todo. Sintió cobijo.
Como si una manta lo cubriera.
Y reparó en esos ojos.
Dulces, comprensivos, emocionados.
Ya nada podría lastimarlo.
Una voz entrometida, indiscreta, interrumpió:
- Salió todo bien... ahora debo llevarlo a neonatología, después lo verá.
Maru (para Sebita y Claudito)

domingo, 14 de septiembre de 2008

¿Estresada yo?


Uno no es nadie en la vida hasta que contrae un buen estrés. El estrés es símbolo de estatus social: significa que somos gente muy ocupada, apreciada, estimada y que vale mucho. Como el mundo no puede prescindir de nuestra incesante actividad, de nuestra gran creatividad, como el mundo se hunde si no producimos, trabajamos de modo incansable, almorzamos con gente importante, cenamos con gente más importante todavía, hacemos viajes de negocios, tenemos la agenda repleta, como somos imprescindibles, contraemos un estrés.

El estrés es como la tarjeta de crédito: significa que valemos. Es la marca de nuestro éxito: tenemos muchas ocupaciones, no disponemos de un minuto libre, nos asedian las demandas. El estrés nos llena de prestigio; es la prueba de nuestra buena integración en el mundo contemporáneo, en la sociedad en la que nos ha tocado vivir. Sin estrés, somos unos fracasados: tenemos tiempo libre, es decir; tiempo improductivo. Si el tiempo se mide en rendimiento y en actividad, disponer de tiempo libre quiere decir que nos hemos descolgado (o nos han descolgado) de la cadena de productividad: somos unos marginados, unos prescindibles.


Del mismo modo que la prueba del triunfo en la vida es el apartamento nuevo, el auto último modelo, la ropa del diseñador de moda y el flamante electrodoméstico, el estrés es el sello de que hemos conseguido el éxito.


La cura del estrés, por otra parte, también se distingue por su prestigio: un balneario caro y discreto, una semana en Hawai, quince días en una clínica suiza. El estrés es una enfermedad que no debe prevenirse (porque evitarlo sería el fantasma de nuestro fracaso social) sino contraerla, para demostrar nuestro éxito profesional, y luego curarla con remedios caros y sofisticados. El estrés, por lo demás, nunca debe curarse definitivamente: hay que contraerlo otra vez, luego de un período de reposo.

Las enfermedades tienen poco prestigio social o todo lo contrario. En el siglo XIX, la tuberculosis era la enfermedad romántica de los bohemios, y uno no podía ser un buen poeta sin toser, ni un músico de genio sin escupir sangre. En este incipiente siglo XXI, el estrés es la enfermedad de mayor prestigio social: sólo la tiene la gente de éxito. Además, no se contagia, como el triunfo: es completamente personal, depende de nosotros mismos. Existimos, luego tenemos estrés. Hay que conseguirlo como sea.

Cristina Peri Rossi. (escritora uruguaya)

jueves, 11 de septiembre de 2008

Imposible....


No puedo tapar grietas con barniz.
No puedo hablar de mis utopías.

Si te callaras oirías mi corazón.

Si se callara el mundo tal vez podríamos hablar,

y soplar sobre las heridas,

y saber que no se curan con venditas.

Maru

Este día.... sin polémica....



Hoy es un día especial. Para Chile porque se cumplen 35 años desde el Golpe de Estado que tanto dolor trajo a todos y que se extendió por tantos años. No se trata de ver en qué lado estás ni de ideologías políticas. Se trata de una locura extrema que sólo trajo todo lo que trajo.

Y,además, hoy se cumplen 7 años de los atentados a las Torres Gemelas y demás en E.E.U.U., otra muestra de locura.
Violencia hay en todas partes, a veces ni nos enteramos por la lejanía o porque los medios no lo publican, pero este mundo está cada vez más violento, más cruel y más inhumano.

¿Qué podemos hacer? Aparte de inculcar en nuestros hijos el respeto y la no violencia, realmente nosé qué más podemos hacer los ciudadanos sin poder político como nosotros.

Maru

martes, 9 de septiembre de 2008

lunes, 8 de septiembre de 2008

A veces lo dulce se vuelve amargo...


Hoy hice muchas cosas, planchar, ir a entregar ropa, a buscar al terminal de buses un sobre que no llegó. Tenía fecha de entrega hoy, así que con la que armé, mañana me lo traerán a la casa, jejeje.
A la Isapre a buscar los bonos para los docs del mes, y me encontré con la sorpresa de que tuve que pagar; poco, pero antes no pagaba. Después llego a la farmacia a retirar mis medicamentos y ¡también me cobraron! . Y no fue tan poco... en fin, supongo que es por la canasta del Auge o algo así, parece que cuando llegas a un límite de costo gastado, tienes que pagar un poco y después ya todo es como era, o sea, gratis. Eso espero.

Al fin tengo el remedio que me faltaba y que me tenía por las cuerdas. Así que mañana espero sentirme mejor.
Lo que me tiene un poco triste es que le diagnosticaron diabetes a mi papá y, bueno, es una lata.

Lo malo es que mi ex suegra también tiene, entonces el porcentaje de que alguna de mis niñas la herede, crece. Esperemos que no.

A mi papá le encanta lo dulce... y ahora ... nada... se le vuelve un poco más amarga la vida.

Y mi mamá asustada por sus ojos, porque uno no mejora mucho y mientras no mejore ése, no le pueden operar el otro...
Son pequeñas cosas, bueno, no tan pequeñas, pero que te hacen sentir lo frágiles que somos, yo con lo mío, mi hija con lo suyo ... y a veces, sólo a veces, me da por lamentarme y preguntar ¿por qué yo?
Claro que rapidito me respondo: ¿y por qué no?.

Mañana será otro día...

Maru

domingo, 7 de septiembre de 2008

Carta a la droga...


¿Has probado el veneno para ratas? ¿No?
entonces, ¿por qué pruebas el veneno de las drogas?



Sé que cuando recibas esta carta no te afectará lo que pongo en ella, ya que seguirás teniendo tantos admiradores como por desgracia siempre has tenido. Cuando nos presentaron, apenas me gustaste, fue el paso de los días lo que hizo que poco a poco me gustase cada vez más estar contigo. Ya no me conformaba con verte sólo los fines de semana. Salía a tu encuentro cualquier día. Fue tanto el gusto que le agarré a nuestra relación que ya apenas salía con mis compañeros.

Poco a poco me fui apartando de ellos, unos porque no te querían y me aconsejaban que te dejara y otros porque también estaban enamorados de ti y no quería compartirte con ellos. Nuestra relación cada vez se hacia más íntima. Yo ya no vivía sino para ti.

Mi primer error fue perder mi trabajo por no prestarle la atención suficiente; terminaron por despedirme. Pero nuestra relación seguía adelante, era tal la dependencia que sentía por ti que apenas podía hacer nada si no te tenía a mi lado. Hay que añadir el tren de vida al que me tenías sometido.
Pronto tuve que robar para poder estar juntos.
Aunque tú, no contenta con lo que tenías, me exigías más y más.
Has deteriorado mi vida, mi salud, mis proyectos, mi libertad...

Gracias a Dios me he dado cuenta de que tu relación sólo me trae desgracia. Es por eso que he decidido escribirte estas líneas para romper, con la esperanza de que todo aquel que reciba esta carta y te haya conocido, pueda darse cuenta de que destrozarás su vida.

Hey!, hasta nunca.
Cambio y fuera...

P.D.: Si tienes la desgracia de conocerla, pide ayuda, y sobre todo no se la presentes a un amigo que quieras de verdad.
(Desconozco el autor)


viernes, 5 de septiembre de 2008

Shhh, no le vayan a decir....



Ayer tenía control con la psiquiatra. Me llamó la atención que no me llamaran para confirmar la hora (siempre lo hacen). Así es que llamé yo. Y bueno, aparte de que no estaba anotada mi hora, me habían dado con otra doctora para el 3 de octubre; y resulta que mi doc no está atendiendo porque tiene a su hijo muy enfermo (deseo de todo corazón que todo salga bien). No es la primera vez que deja de atender por lo mismo, así que el tema debe ser grave, pero claro, una no anda preguntando ni pasando por copuchenta. Pero de verdad le deseo lo mejor. Y.... como se me acaban los medicamentos y no los puedo sacar sin las recetas respectivas, me dieron como solución otro psiquiatra hoy, en la consulta donde atiende mi psicóloga (tú tampoco digas nada eh?), y acepté. Así que hoy partí sin saber con quién me iba a encontrar.
Y me llevé una agradable sorpresa. El psiquiatra me gustó bastante, contestó mis preguntas, no estaba apurado, o sea, lo noté como una persona con la cual se puede interactuar más que con mi doc....

Resumiendo, me gustó más que mi doc, ya, para qué voy a negarlo... me sentí más cómoda y estoy pensando seriamente en seguir con él... voy a pedirle consejo a mi psicóloga el 12, jiji.
Cuando le dije que me sentía como perdida en el mundo, me dijo algo que me dejó pensando y creo que dice mucho: "no te olvides que aunque estés protegida por un paraguas, igual está lloviendo".... claro, tiene razón, aunque esté medicada para estar estable, la enfermedad está aquí igual... y me encontró estresada y eso no lo necesito... y es verdad, estoy estresada, preocupada y eso supongo que me hace no estar al 100%.
En fin, tengo un mes para decidirme sobre si quedarme con mi doc o con este doc....

Pero como dijo Scarlett O´Hara.... lo pensaré mañana (o algo así).

Maru

6 cosas que me hacen feliz....

Mi amigo Javi de Jaen desde su blog http://elblogdejavidejaen.blogspot.com/ me hace una invitación para participar en una especie de cadena entre blogs amigos. Javi me eligió a mí dentro de las 6 personas a las que tenía que entregar el juego.
Ahora me toca a mí decir cuales son mis 6 pequeños tesoros.

1.- Mi familia toda y todo lo que ello significa
2.- La paz, tanto interna como externa.... difícil de lograr, una utopía eterna
3.- Mis libros, no podría vivir sin ellos...
4.- La música, no me imagino el mundo sin la músicia...
5.- La amistad cuando es sincera, leal y sin dobles filos.
6.- Mi espacio.... mío y sólo mío, cuando lo quiero y necesito

Ya Javi, ahora yo lo paso a:
Nancy, Sade, Natacha, Colibrí Tejedor, Bruja Canela, Claudia Manualidades (Pachiza).
¡no me fallen!

Maru

jueves, 4 de septiembre de 2008

La herida...


Corrió el pequeño, con la cara bañada en lágrimas, hacia su abuelo y le dijo confuso y enojado:
- Abuelo, me mordió un perro, estaba lastimado y yo quise curarlo, y él me mordió...
- Huguito -le dijo el abuelo, mientras le miraba la mordedura- no te mordió el perro, te mordieron sus heridas.

Maru

martes, 2 de septiembre de 2008

Dormido....

Sentada al borde de la cama te miro detenidamente, recorro con mi mirada tu cuerpo desnudo, cuento tus lunares, respiro tu aroma. Siento tu respiración, duermes; duermes y te siento tan vulnerable y tan mío.

Todo tu ser está en el mundo de los sueños sabiendo que yo cuido de ti, de tu cuerpo y de tus lunares.
Maru

lunes, 1 de septiembre de 2008

Tercer encuentro de blogueras....


El sábado se llevó a cabo el 3° encuentro de blogueras tejedoras y no tejedoras. Como ya asumí que lo mío no es el tejido, llevé un trozo de plastic canvas para hacer un adornito... algo pude concentrarme pero más desarmé que bordé....
Estuvo muy entretenido, como siempre... Carmen Gloria con sus manitas llevó un conejito precioso. Por supuesto todas lo queríamos, y a final decidimos rifarlo. Yo saqué el número y adivinen.... ¡¡¡¡salí yo!!!! jajajaa, casi me linchan pero me traje el hermoso conejo que se llama Camilo.
Y en el intercambio de regalitos me tocó mi querida Angelita, quien parece que quedó contenta con los regalitos que le llevé.
A mí me regaló Claudina, y quedé feliz: un chocolate, un pimientero, unas servilletas y un portacelular hecho con pintura y decoupage en madera, precioso...
Chicas, a todas les digo que es una verdadera terapia esos encuentros, trataré de no faltar a ninguno y espero esmerarme en hacer cositas con mis manitas para regalar, porque de verdad las admiro por las maravillas que hacen
.
Besos a todas.
Maru