sábado, 25 de julio de 2009

No calles...


No cierres tu boca, no hagas sonar
ese silencio
provocador de calma.
No calles tus risas ni tu llanto, no calles, que yo te escucho.

Escucho admirada tus palabras, para mí son alegres,

pero no motivo de risa,
sino porque son hermosas.
Porque tú las dices, y eres una persona hermosa,

llena de ratos felices;

no te vuelvas triste
como las hojas que caen en otoño,
no murmures, que el viento no te escucha.

Maru

3 comentarios:

  1. desde La Coleccionista de Pensamientos

    Calla solamente cuando lo que tengas para decir no sea más bello que el silencio.

    ¡Precioso!

    ResponderEliminar
  2. Maru muy bello lo que dices aquí y espero que así sea, que no calles lo que tengas que decir y te lo digo porque ya han cerrado varios blog que tenía más de 2 años de seguir y duele que se vayan.

    Así es que no calles Maru.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que lindoooooooooo, ay, ayayay, me encantó este escrito, maravillosamente bello, cierto y verdadero.
    Felicitaciones "cerebrito" y un bechin asi de grande.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.