sábado, 22 de abril de 2017

Trescientos mil

Hace un tiempo me dije que cuando llegara a las 300.000 visitas, haría una gran fiesta en el blog.
Y, bueno, cuando revisé, tengo 302.038  La torta (pastel) está añejo, las serpentinas cayeron y mi corazón está emocionado.

¿Qué puedo decir?  GRACIAS , GRACIAS  a esas 302.038 almas que han tenido la amabilidad de leerme.
No importa que no dejen comentarios (aunque me gustaría), pero sé que están ahí, tras bambalinas y eso me hace feliz.



GRACIAS Y MÁS GRACIAS



Tome cada uno su porción




Cariños
Maru



miércoles, 12 de abril de 2017

La mujer de la ventana

Cada día pasaba por la misma calle de edificios de vuelta a casa.  
Un día alcé la vista, no sé por qué, y en uno de los departamentos no había cortinas, o estarían abiertas, no lo sé. Se veía una mujer mayor sentada a una mesa, un poco encorvada. Me llamó la atención la actitud.  Mirando hacia abajo, hombros caídos, mirada fija.  Cada cierto tiempo levantaba una cuchara y se la llevaba a la boca. En el poco rato que la observé nunca levantó la vista.  Daba la sensación de que estaba sola.
Después de eso, pasaba todos los días y me detenía en la vereda de enfrente para observar su departamento.  Todos los días era lo mismo:  la anciana sentada a la mesa, los hombros caídos, la curva de su espalda, la mirada fija, la cuchara que subía y bajaba lentamente.
Se me volvió costumbre observarla todos los días, no podía pasar por el frente sin mirar a su departamento.  En las casi dos semanas que lo hice, nunca cambió el panorama.  De lejos no veía bien los detalles, pero juraría que incluso usaba la misma ropa todos los días. Su pelo blanco un poco rizado desordenado, sin joyas, y al parecer, sin nadie. 
Me puse a pensar en la soledad, yo vivo sola, ¿será así mi vejez? ¿Cómo se vive  cuando ya no nos queda nada? ¿Qué esperanza nos mueve a seguir viviendo?  ¿Cuándo se pierden las ilusiones?¿Qué esperaba la anciana?  ¿Esperaba la muerte junto a la ventana?  ¿No tiene familia, nadie que la vaya a ver, a acompañar?  ¿Cómo se las arregla con las cosas básicas, comprar, salir, cocinar, aseo, etc. etc.?


Su visión me hizo pensar tantas cosas.  Yo elegí vivir mi vida sola, sin casarme ni tener hijos. Tengo muchos amigos y alguna pareja de vez en cuando, pero no me comprometo.  Siempre pensé que así sería, fue mi decisión.
Ahora, al ver a la anciana en su ventana, día tras día, con su rutina de comida, pienso en si tomé la decisión correcta.  Ella, sin duda, tuvo mucha gente a su alrededor alguna vez, tal vez fue casada, tal vez tuvo hijos, nietos.  Y sin embargo se ve tan sola, tan triste, tan desolada. 
¿Acaso a mí me espera un futuro igual?  Los amigos también envejecen y cada uno va tejiendo su propia historia.  Mi familia es poca, si se me otorga larga vida ¿seré una anciana comiendo sola en la ventana, con la cabeza gacha y el pelo desordenado?
Quién sabe, debo reconocer que este descubrimiento me ha hecho replantearme mi vida.
Hoy paso más tarde, está oscuro, el departamento también, y las cortinas siguen abiertas.
Debo meditar y voy aprisa a juntarme con mi almohada.
Maru

martes, 28 de marzo de 2017

¡Odio a mi dentista!

Pues sí, y no porque le tenga miedo, ya pasó esa etapa, sino porque el tipo me tiene en "tratamiento" hace un año y  medio. ¡Sí! Para hacerme dos coronas y un implante se ha tomado ese año y medio.
Es buen dentista pero...



Mi esposo lo único que quiere es ir a darle una paliza; para cobrar los cheques no se demoró nada.
Me tiene con un diente delantero provisorio hace unos 6 meses.
Se me ha salido un montón de veces y he tenido que urgente y me lo ha pegado ¡hasta la secretaria! cuando él no está.
Ahora de nuevo se me salió y él no está.  Me lo arregló un estudiante en práctica y lo hizo bastante bien. 
Espero que dure y que este "señor" se digne a terminar el trabajo.
Mientras tanto, ni hablar de morder una manzana ni comerme un buen choclo con mantequilla.

¡¡Ufff!! ¡Odio a mi dentista!
Maru


lunes, 13 de marzo de 2017

Volviendo

Pues sí, aquí me tienen de nuevo.  Un año más vieja, o más joven, no lo sé, según cómo se mire.  Yo me siento igual que siempre, el cuerpo a veces me reclama, la fibromialgia no me deja en paz, pero yo me siento bien conmigo misma, que es lo importante ¿verdad?
El "casi" verano que tuvimos se acabó, ha llovido, hace frío en las mañanas y tardes, y ya vemos asomarse el largo invierno en estas latitudes.










Mi hija Susi estuvo bastante tiempo, y entre medio se fue a un encuentro del Arco Iris, una vida en comunidad, donde todo es natural, conectándose con la Pacha Mama, la tierra, el sol, etc.  Muy bonita experiencia.  Casi un mes estuvo y llegó agotada, sucia y más delgada.  Le encantó la experiencia.

Nosotros acá bien, Robin con licencia médica por una tendinitis en su codo, pero ya va mejor, con kinesiólogo día por medio.

Melissa bien en Corea, encontró un trabajo en un restaurante mexicano, como cocinera, eso le permitirá mantenerse más tiempo por allá.

Tuvimos de visita a mi amiga Susana y su pareja, Enef, estuvieron casi cuatro días que se hicieron nada y salimos a recorrer y a ver la Noche Valdiviana. 

Los cambios que se avistaban han tardado, pero creo que sí vienen,  Ya les contaré.  

Les dejo otras fotitos del verano, de encuentros con amigos, comilonas y mucha conversa.
Un beso.
Maru







martes, 21 de febrero de 2017

De vuelta

Hola... como todo se acaba, también las vacaciones llegan a su fin.
Me fui (sola, pues Robin tenía que trabajar) a la parcela en Melipilla (cerca de Santiago)  Allí pasé 10 días de sol, calor, piscina y COMER, eso es lo terrible de las vacaciones.
La pasé muy bien, con la familia, sin horarios, leyendo mucho y por supuesto, mucha piscina.
Acá ha llovido mucho, muchas tormentas, viento, lluvia, ufff, fue llegar a otro mundo, después del calor de allá.
Tanto, que me dio una crisis de fibromialgia terrible, recién estoy saliendo.
Además, con problemas de agua en la cocina, algo se rompió y el agua cae toda al departamento del primer piso, donde están desesperados sacando agua.  Nosotros dejamos de usar el lavaplatos y la lavadora, pero hay gente inconsciente que sigue ocupándolas y tirándole agua a los del primer piso. Qué poco solidarios.  Hoy empiezan los trabajos y espero terminen pronto, porque la ropa sucia se acumula, y además, el sábado llega Susana, mi amiga de Santiago con su pareja.  No es ninguna gracia tener problemas con el agua.  Menos mal que sólo es en la cocina y no en el baño. 
Por otro lado, poco que contar, Melissa sigue bien en Corea, estudiando el idioma, muy difícil.
Susi anda en un encuentro del Arco Iris o algo así cerca de aquí.  Está incomunicada, así que no sé cómo le habrá ido con tanta lluvia, ya que anda en carpa.
Mis padres tienen hija nueva, me desplazó.  Es una perrita maravillosa, una poodle toy.  Están contentos y les sirve de compañía.  Es muy inquieta e hiperactiva.  Se llama Felpa, un nombre poco común.
La penita es que a mi suegra se le murió su perrito regalón.  Un Yorkshire toy, como la Pelusa, sólo que ella es un poco más grande.  Una pena.  Mi suegra está muy triste.
Les dejo unas fotitos.

Mi hermana y cuñado con Felpa

 Yo en la piscina


Melissa y yo



Robin y yo con mis padres



Mamá y Felpita






Y mi querida Pelusa



Saludos a todos.  Que estén muy bien.
Maru



viernes, 27 de enero de 2017

Mi país se quema

No me importa quién paga el avión, ni que el agua que va a pagar Luksic sea un lavado de imagen. No me importa de dónde venga la ayuda, si de Rusia, Colombia, Surimán o los extraterrestres. Lo importante es que llegue. No me importa quién tenga la culpa, el gobierno, la oposición, los mapuches, los mineros o los de la feria... el asunto es que esto se acabe de una vez. 
Que se pueda ayudar a los damnificados, que se pueda atender a los heridos, tanto humanos como animales y que de una vez por todas se dejen de culpar unos a otros y todos nos unamos para salvar a nuestro país que hierve.
¡A usar las neuronas en lo que realmente se necesita!





Sí, Chile se quema, estamos invadidos de llamas, humo y cenizas.  Lo peor, es que gran parte de ellos son intencionales.  Van más de 200.000 hectáreas quemadas, ya desapareció un pueblo.  Han muerto varios bomberos y policías.  Ni hablemos de los animalitos que han quedado atrapados por las llamas. ¡Que esto se acabe por favor!
Saludos tristes
Maru

viernes, 13 de enero de 2017

Verano y noticia

Hola a todos.  ¿Cómo han recibido el nuevo año?  Nosotros nos fuimos a Santiago, a la parcela de Melipilla, estuvimos tres días, bastante poco para un viaje tan largo (840 kms.), pero no había más tiempo pues Robin tenía que volver a trabajar.  El gobierno dio el día 2 feriado, así que pudimos estar un día más.
Lo pasamos bien, con mi familia, una de mis hijas,  sobrinos, tía, hermana, cuñado, mi prima de acá y visitas agradables.
Con un calor insoportable y mucha piscina. 

Con mis papás


Con mi hija Melissa

Con Robin



Y acá, no hay caso, el verano no quiere llegar, hay lluvia un día sí y un día también, muy nublado. 
Todavía no puedo hacer cambio de ropa de invierno por la de verano.  Dicen que como llovió muy poco en invierno, pues, casi no tendremos verano.  
Claro que tampoco quisiera estar muy al norte, porque están soportando temperaturas de más de 35° todos los días y eso es demasiado para mí.  Un par de días está bien, pero no todos los días, con sus noches, en que no se puede dormir del calor.  Ya viví con eso muchos años y no quiero sentirlo de nuevo.
Pero sí me hace falta el verano de aquí, caluroso pero no tanto, poder pasear, ir a los lagos y a la playa a bañarme, hacer picnic.   En fin, esperemos que en febrero se acerque.



Ahora estoy esperando a Susi, que se viene el próximo jueves con su prima que vive en Uruguay.  Irán a un encuentro de no sé qué, algo espiritual, ellas son de esa onda, cerca de aquí, pero también estarán acá.  Así que estaré acompañada.

De propósitos para este año, ni he pensado en hacerlos porque el año pasado no cumplí ninguno, sólo dormir y leer.  Así que mejor no.

Creo que se avecinan algunos cambios, no sabemos bien todavía, pero tal vez tengamos un cambio en nuestra vida.  Que sea lo que Dios quiera.

Ah, y la noticia.  ¡MI HIJA MELISSA SE CASA!  Ohhh, qué emoción.  Se casa con su novio coreano.  No tenemos muy claro si se casará allá o acá.  Porque se va ahora el 25.  Le dieron visa y va a estudiar coreano un año.  Pero se casarían y vendrían en octubre a hacer la fiesta acá.  La otra opción es que se casen allá y acá, para que las dos familias participen, ya que la familia de Minu (así le dicen, se llama Min Whoo Nam), no viene, es muy largo y caro el viaje.
Así que seré suegra y no me daré cuenta y seré abuela.  Ohhhh... 

Y, bueno, esas son las novedades, espero que ustedes hayan pasado un buen cambio de año.  Les saludo con cariño.

¡SALUD!

Maru



miércoles, 4 de enero de 2017

2017


¡Y llegó!  Tan esperado el 2017 y ya llevamos 4 días ¡no falta nada para el 2018!  jijiji.
Pues, nosotros fuimos a Santiago, a la parcela de mi hermana, fue un viaje relámpago de 3 días.  Lo pasamos bien y lo mejor, estuvimos con mi familia.

Yo sólo deseo PAZ, SALUD, AMOR y algo de DINERO; que no falte, al menos.
Y lo mismo les deseo a ustedes, TODO Y NADA.  Todo lo bueno y nada malo.




Un cariñoso saludo a todos.
Maru