lunes, 10 de agosto de 2009

Cartas...


Este mundo tan tecnológico, que nos pilló a media adolescencia o a media vida o lo que sea, creo que nos dio muchas oportunidades de comunicación, de conocer gente, de reencontrarse, como en Facebook, de hacer un Blog, etc...
Pero nos quitó algo importante: la comunicación de puño y letra.
Ya no esperamos ni recibimos esa carta de algún amigo por correspondencia.

Yo ya no recuerdo la última vez que recibí una carta escrita a mano.

Una carta se escribe con cuidado, con sentimiento, se trata de que llegue al corazón del otro y entienda lo que queremos decirle, que saque chispas.


Yo tengo un sobre que dice "Cartas no enviadas", porque muchas veces necesito escribir a gente a la cual no me atrevo a decirle lo que le escribo en la carta, entonces se la escribo, la leo, la releo, hago catarsis y la meto al sobre.


Cuando muera supongo que mis hijas las encontrarán y sabrán que su madre era más romántica, soñadora y sensible de lo que ellas conocen de mí.


Podríamos todos escribir una carta a quien se nos ocurra, y mandarla o no mandarla, es decisión propia, pero estoy segura de que a todos nos vendría muy bien tener un sobre con cartas no enviadas.
Anímense.

Maru

3 comentarios:

  1. Es cierto que ya no se reciben ni envían cartas, solo las cuentas para pagar. Yo también, de tanto en tanto, escribo de cosas que me pasan o problemas que tengo. A veces lo guardo, pero el otro día hice "limpieza" y a empezar de cero otra vez.Que tengas buena semana!!

    ResponderEliminar
  2. Simpática reflexión,...fíjate que entre mis hijos y yo aún nos escribimos, aveces cortito otras son cartas cartas jaja, hasta con dibujitos, es una costumbre que tenemos y que mantenemos a travéz del tiempo y también usamos mucho el correo para enviar postales o tarjetitas de felicitaciones a amigos y familiares.
    Estoy muy de acuerdo en que es una expresión romántica de las que de a poco se van perdiendo....
    Un beso mi pechocha.

    ResponderEliminar
  3. Tengo montones de cartas no enviadas... de cuando en cuando hago renovación en la casa y las veo, las encuentro entre medio de cualquier cuaderno usado...
    Tenía montones de diarios de vida también.. los boté, no sé por qué...

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.