miércoles, 3 de febrero de 2010

Espérame...


Espérame, espérame hasta que pueda despojarme de lo que he aprendido.
De lo que he estado haciendo.
De los caminos que he recorrido sin mirar.

Espérame hasta que deje de llorar.

Espérame hasta que pueda tomarte de la mano.

Espérame hasta que sepa qué es lo que debo decirte, qué es lo que debo enseñarte.
Espérame riendo.

Espérame quietito.

Espérame.
Maru

3 comentarios:

  1. Bueno, bale, de acuerdo.
    Te espero.
    Hasta que llegues. No tardes pero tomate el tiempo necesario.

    ResponderEliminar
  2. hola amiga, tanto tiempo.... como estás????.... bueno el cambio fué brusco y te han pasado cosas y el estar lejos te ha complicado pero en este momento como estas???..... ojalá que ese alguien no tenga que esperar mucho... te mando cariños, por acá gracis a dios todo bien, tranquilo, llevo la misma vida de antes, la que te conté y no me arrepiento, es tranquila y me siento bien, mi corazón está sano y contento y eso no tiene precio... es lindo querer y ser querido, te dejo besos amiga y disculpa por desaparecerme, en el trabajo tengo mucha pega y en lo que lanitas, estoy haciendo cosas nuevas, ya las verás, besos y abrazos por montón.

    ResponderEliminar
  3. k lindo lo escrito¡¡¡¡¡ (por este y el mas reciente)

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.