lunes, 3 de enero de 2011

Ahhhhh, llegó el nuevo año....

Como siempre decimos:  oh, qué rápido se fue el año.  Pero me parece que mientras más años pasan por nosotros, más rápido se van.  
A mí me parece bien el ritmo en que van... no me importa que se vayan rápido, en realidad lo prefiero.
El año 2010 fue especialmente difícil para Chile... nos tocaron muchas desgracias, como el terremoto, los mineros, un tremendo accidente carretero con muchos muertos, el incendio en la cárcel y ya esperábamos terminar el año sin alguna otra cosa.
Y así fue, gracias a Dios, fuera de accidentes de tránsito por la gente imprudente, terminamos el año tomando champagne.
Yo personalmente no me puedo quejar del año 2010 en lo personal.  Mi salud estuvo digamos que más regular, no tuve problemas graves, y con Robin todo bien.
Entré a este año con una alergia terrible, que me impedía respirar bien, en realidad una tortura... fui a dar a la clínica y bueno, ahora en tratamiento y espero que sea la solución.  Ya me he sentido mejor, así que estoy contenta.  Y el fuerte temblor de ayer, que nos hizo recordar el terremoto de febrero, pero también nos hizo ver que somos un país tembloroso y así seguiremos.  Así es que mejor prevenir.
Antes hacía mi lista de propósitos que nunca cumplía, ahora no hago nada, vivo un día tras otro y recibo lo que venga con resignación o pena o felicidad, depende.   Pero no alego, no recrimino a Dios ni a nadie, lo que me llega es lo que me toca y punto.  Nada que decir.
Lo que más pido, sin embargo, es que Diosito proteja a Robin en su trabajo, que tiene sus riesgos.  Y bueno, por mi salud, decreto las cosas que quiero y casi todas se me cumplen.
Tengo a mi familia lejos, sin embargo, el contacto es bien seguido, con mis hijas, mis papás, hermanos, etc.  Tengo a mis amigas lejos también, pero también sé que están ahí y que ahí estarán cuando yo vaya a Santiago.  Tengo muchas ganas de hacer cosas, y creo que este año empezaré luego, antes que se me quiten las ganas.
En fin, resumiendo, pido a Dios paz, serenidad y fe para mi país, que a nadie le falte alimento, que ningún niño sufra explotación, que ninguna mujer sufra violencia de género, que ningún niño o adolescente se pierda por el alcohol y las drogas, salud para todos, y mucho amor.  Sólo así sobreviviremos a este 2011 que no sabemos qué sorpresa nos traerá.
Saludos y los mejores deseos para todos.
Maru

5 comentarios:

  1. Siempre con fe, esperanza y alegría se consigue todo. Ojalá que 2011 sea mejor todavía. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Feliz año Maru, que este 2011 sea mejor que el que se fue, bendiciones para ti,salud, amor, propseridad y mucha fe que te permita ser feliz, besossssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Amiga, espero que hayas tenido unas lindas fiestas y mis mejores deseos para que este 2011 te traiga muchas bendiciones y éxito en todo lo que emprendas...
    Besos,
    Coté.

    ResponderEliminar
  4. A la gente buena siempre les ocurren cosas buenas. Estoy segura que tarde o temprano vas a tener toda la felicidad que deseas y necesitas. Quizás el año 2011 será tu año, ¿porqué no?
    Salud para ti y toda tu familia y que se cumplan todos tus deseos.
    Nury (Bcn)

    ResponderEliminar
  5. Hay años que es mejor pasen enseguida, de cualquier forma tienen su ritmo, a mí cada vez se me hacen más cortos, será la edad. Espero que, como estamos de estreno de año y década, cambien los vientos y nos sean favorables.
    Un abrazo fuerte, Maru.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.