jueves, 6 de noviembre de 2008

Y Dios creó al Burro... perdón, al Hombre...


DICEN que Dios creó al Burro y le dijo:
"Serás Burro, trabajarás de sol a sol, cargarás sobre tu lomo lo que te pongan y vivirás 30 años".
El Burro contestó:
"Señor, seré lo que tú quieras, pero..., 30 años es mucho tiempo, ¿por qué no mejor 10 años?"
Y Dios creó al Burro.
Después Dios creó al Perro y le dijo:
"Serás Perro, cuidarás de la casa de los hombres, comerás lo que te den y vivirás 25 años".
El Perro contestó:
"Señor, seré lo que me pidas, pero..., 25 años es mucho tiempo, ¿por qué no mejor 10 años?"
Y Dios creó al Perro.
Luego Dios creó al Mono y le dijo:
"Serás Mono, saltarás de árbol en árbol, harás payasadas para divertir a lo demás y vivirás 15 años".
El Mono contestó:
"Señor, seré todo lo que me pidas, pero..., 15 años es mucho tiempo, ¿por qué no mejor 10 años?".
Y Dios creó al Mono.
Y finalmente Dios creó al Hombre y le dijo:
"Serás Hombre, el animal más inteligente de la Tierra, dominarás en mundo y vivirás 30 años".
El Hombre contestó:
"Señor, seré todo lo que me pidas, pero..., 30 años es poco tiempo, ¿por qué no me das los 20 que no quiso el Burro, los 15 que rechazó el Perro y los 5 que no aceptó el Mono?".
Y Dios creó al Hombre.
Y así es que el Hombre vive 30 años como hombre, luego se casa y vive 20 como un Burro, trabajando de sol a sol y cargando sobre su espalda el peso de la familia; luego se jubila y vive 15 años como un Perro, cuidando la casa, comiendo lo que le dan, y termina viviendo 5 años como un Mono, saltando de casa en casa de los hijos y haciendo payasadas para divertir a los nietos.

5 comentarios:

  1. Tenemos un apego especial a la vida. Por esta razón es probable que nos dediquemos más a conservarla que a vivirla.
    El creador es generoso y accede a nuestro deseo intentando, al mismo tiempo, equilibrarlo con el ritmo de la naturaleza.
    Nos ofreció un poco de sensatez virtud de muchos seres que denominamos "animales" . Esta claro que no sabemos aprovecharla adecuadamente.
    Bsos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno ¡¡¡ como dice Jose Ignacio .. tenemos que dedicarnos mas a vivirla que a conservarla aprovechando cada momento ¡¡ Te quiero maru y no sabes cuanto me alegra que este smejorando ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. ¡qué cierto que es este relato!, yo recién empiezo a vivir el trozo de vida del burro... ya te contaré como lo voy llevando, jajaja.

    Un besazo Maru, me encanta leerte.

    ResponderEliminar
  4. JAJJJAJJJA MARU QUE RICO CUANDO ESCRIBES LESERAS JAJJAJ ES QUE ESTAS DE MEJOR ANIMO....QUE RICO EN TODO CASO....TE DEJO UN BESO Y QUE TENGAS UN LINDO FIN DE SEMANA

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.