sábado, 26 de febrero de 2011

Visita feliz...

Tengo la dicha de tener a mi hija menor, Susi, de visita con su pololo.  Hicieron un recorrido por el sur y me pasaron a ver, están una semana y se van mañana :(.  Pero lo hemos pasado súper bien y estoy muy contenta.   Yo tengo a mis hijas lejos y cuando tengo la oportunidad de verlas mi corazón se hincha de felicidad.
Hay que ver cuánto se quieren los hijos.
Ojalá no te tuvieras que ir mi niña, pero sé que tu vida no está aquí.


Maru

7 comentarios:

  1. Que suerte que la pudiste ver y compartir una semana. Quedate con esos momentos hemosos que pasaron. Que tengas un lindo finde.

    ResponderEliminar
  2. lindas fotos!! que rico que estuviste coin tu hija!!

    ResponderEliminar
  3. Unas fotos llenas de cariño, los hijos son importantes en nuestra vida pero a la vez tienen la suya.
    Has disfrutado unos días de tu preciosa hija y eso es lo mejor no crees?
    Feliz fin de semana
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Maru, como todo en la vida, a las cosas y sobre todo a las personas se echan más en falta cuando no se las tiene cerca... en esos momentos, solo queda disfrutar de ellos/ellas cuando se puede y tú la has tenido esta semana, la has visto y has disfrutado. quédate con estos momentos hasta que puedas vivir otros de iguales...
    Felicidades también por lo bonitas que te han quedado las máquinas de coser.... tienes muy buenas manos ¡¡¡
    Nury Bcn

    ResponderEliminar
  5. CUANTO ME ALEGRA ESTA LINDA Y GRATA COMPAÑÍA CON LA CUAL SE NOTA QUE HAS DISFRUTADO , AMIGA...
    BESITOS Y SALUD !!!

    KATIA

    ResponderEliminar
  6. Preciosa tu niña, disfruta mucho de ella cuando esté contigo, y cuando se vaya, disfruta de sus recuerdos y de saber que ella está bien y es feliz.
    Tanto se quiere a los hijos, que yo sacrificaría el estar con el mío por que él fuera muy feliz en otro lugar.
    Un beso, Maru.

    ResponderEliminar
  7. Os parecéis, Maru, tiene tus mismos ojos.

    Como te entiendo, ahora mis mellizos están en Madrid y yo en Barcelona, pero por suerte pusieron un tren de alta velocidad y puedo salvar los 600 kilómetros en menos de tres horas.

    Ya veo que disfrutaste de tu niña. Te veo muy ocupada y creativa. Me alegro.

    Un beso, Maru

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.