martes, 3 de abril de 2012

Chile a medias....


Se me juntan cosas que quiero soltar y por algún motivo se quedan adentro.
Primero es la intolerancia de este país que se cree muy solidario y respetuoso del resto.  Mentira, es lo más homofóbico y xenofóbico y clasista que hay.
Y quedó demostrado con la horrible muerte de Daniel Zamudio a manos de unos tipos neonazis que "quieren limpiar la sociedad", no sé qué pasa por sus cabezas enfermas, para hacer lo que hicieron.
Eso causó un remezón en Chile.  Pero como siempre, se va olvidando la pasión y al poco tiempo estamos igual.  Es una lástima.  Pero la culpa la tenemos nosotros, que nos reímos cuando nuestro hijo se refiere a alguien en forma ofensiva en vez de castigarlos y enseñarles a respetar al diferente y a todos, sean como sean.  Somos los campeones de los apodos feos.
Creo que esto no cambiará por muy ley que hagan, esa ley antidiscriminación que está en el Congreso durmiendo desde el 2005,  y a la que ahora, cuando ya es tarde para Daniel, le han puesto urgencia.
Daniel, descansa arriba, acá se hará justicia por ti.


Bueno, otro día seguiré despotricando contra este país a medias.
Maru

3 comentarios:

  1. HOLA MARU. ¡COMO ESTAS ? TAMBIÉN HICE UNA ENTRADA ESPECIAL POR DANIEL ZAMUDIO. ES INDIGNANTE QUE UN MONTÓN DE IGNORANTES MATE A GOLPES A UNA PERSONA SOLO POR QUE NO ES DE SU AGRADO. ESPEREMOS QUE AL MENOS PARA DANIEL HAYA JUSTICIA.
    TE CUIDAS MUCHO AMIGA. BSTS.
    LULA :o)

    ResponderEliminar
  2. me uno a tu peticion de justicia...
    por tantos y tantos inocentes que mueren a diario en el mundo...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo, Maru. Es increíble que siendo los seres más "desarrollados" de la creación, nos esforcemos en encontrar lo que nos diferencia, en lugar de ver lo que nos une. Es un horror. Besitos, Giovi

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.