miércoles, 10 de octubre de 2012

Laura

Esto lo escribí para un concurso del Metro, Santiago en 100 palabras; no gané nada, ni siquiera una mención honrosa en un boleto, jejee, pero a mí me encanta. Además, tiene su historia. 

Tal vez en otra vida....

Laura va en la micro; mira por la ventana lo mil veces visto... sin pensarlo mira hacia los pasajeros y lo ve..., su corazón da un vuelco... más de un año; los recuerdos se agolpan, no puede ser... se miran fijo, se encuentran, se tocan, se abrazan, besan... no quiero soltarte... tengo que bajarme. Gonzalo toma la mano de Laura, la lleva a su corazón... “aquí nada ha cambiado”. Lo mira, sonríe, “tal vez en otra vida”.. se baja.. nadie en la micro supo lo que ocurrió en ese instante mágico... la ciudad es la misma, Santiago no se inmuta.
Eugenia

6 comentarios:

  1. Genial me encanto, un recuerdo lindo las micros amarillas, yo viaje una vez en ellas desde Lo Prado hacia el centro, con mi mama y mi hermano, fue genial ya que se subio un joven a cantar, me parece que una cancion folkorica de Victor Jara, eso me acuerdo pero no de la cancion si lo que me dijo mi mami, y ella al bajar tambien la canto.

    ResponderEliminar
  2. Maru ,gracias por pasar por mi modesto blog,trataré de subir fotos,y sorprendida tienes un lugar precioso,el diseño y tus letras .Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Snif, este relato tiene una suerte de romanticismo del que me mata....
    Que terrible tener que decir.... quizás en otra vida porque lo que sucedió alomejor no fue.
    Me encantó Maru.
    Bechitos
    Beronnikka.

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo Maru, romántico y triste a la vez...
    Besos,
    Sandra

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.