martes, 11 de febrero de 2014

A veces no sé...


He estado pensando en qué objetivo tengo en mi vida.  Y descubro muchas cosas, pero también un vacío.
A veces no sé muy bien qué hago aquí, sé que hay mucha gente que me quiere y otras que me necesitan, pero a veces soy invisible y otras demasiado visible.
A veces tengo amigos muy presentes y otros muy ausentes.  Amigos que quisiera que estuvieran más presentes, pero ocurre todo lo contrario.
Estoy lejos de mi familia, aunque mi hija Susi está conmigo desde enero, lo cual me hace feliz, sobre todo en los momentos difíciles que nos tocaron pasar.
Pienso que a estas alturas debería tener clara mi vida y mi camino. Y sin embargo tantas veces me siento perdida como una adolescente que  no sabe qué quiere para su futuro.
Estoy felizmente casada, Róbinson llena mi vida, no sé qué haría sin él, que me quiere, me acompaña, me comprende y me contiene.
Tal vez sea que quiero hacer tantas cosas que termino no haciendo nada.  
Tengo un mundo etéreo que nadie más conoce y en el que me refugio cuando la vida me queda grande o me sobrepasa.
En fin, un desahogo, que feliz soy, pero mi mente a veces me lleva por otros caminos.
Maru

3 comentarios:

  1. Hola Maru, me pasa lo mismo, pareciera que lo grande de edad que estoy, debia tener armada mi vida, pero en mi caso el problema es que tengo muchas cosas por hacer en mi vida que no he alcanzado, como viajar y tener un poco mas de dinero, disfrutar de mi tiempo sin estar atada a un horario, mis hijos crecer y no paso tan cerca de ellos, sin embargo gracias doy porque tengo salud, una linda familia y lo que pienso es que debemos ser agradecido y disfrutar lo que tenemos. te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Arriba el animo linda!!!, no eres la unica, a mi tambien me pasa lo mismo y generalmente no tengo ganas de nada y saco fuerzas de no se donde para seguir adelante a pesar de todos los problemas y hacer tantas cosas... Date un respiro, cuando necesites estar sola, hazlo y vve cada minuto como si fuera el ultimo, no te atormentes por los problemas ni seas infeliz pensando en los que quieres tener a tu lado y no estan... concentrate en el hoy y disfruta a las personas que tienes a tu lado...
    Un gran abrazo...

    ResponderEliminar
  3. Es como si lleváramos un traje lindo, pero que no nos acaba de sentar bien porque no está hecho a nuestra medida.

    No pasa nada, Maru, somo contradictorias, intensas y por eso lo queremos todo, las emociones, la tranquilidad, ser visibles para los demás e invisibles cuando nos conviene. Ser libres, que nos necesiten, tener a los hijos cerca, verlos crecer y montar su propia vida...

    Maru, si tienes a quien querer, quien te quiera, un proyecto y sueños, ¿qué más puedes pedir?

    Un beso grande, Maru

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.