miércoles, 24 de mayo de 2017

Cada uno es dueño de sus circunstancias

Es verdad, lo que para unos es inexplicable, para la persona aludida puede tener una explicación simple o no tanto.

Me pasó el otro día.  Hacía mucho frío, incluso caían unas gotas de agua muy fina, de esas que mojan.  Y yo iba con gafas de sol.  Todo el mundo me quedaba mirando, sin duda pensando "qué ridícula".  Incluso unas chicas escolares me miraron y se rieron disimuladamente.  Pero yo las vi.

Por eso digo que cada cual es dueño de sus circunstancias.  A mí, la fibromialgia me produce hipersensibilidad a la luz intensa, al sol y al viento, me hacen llorar los ojos.  Y tengo que usar lentes ahumados todo el año.  Es cierto que a veces me rebelo y no los uso y ando llorando por las calles.  Cuando ando con Robin es incómodo porque deben pensar que él me ha hecho llorar.  Aunque no me importa lo que piensen de mí, no me gusta que Robin sea víctima de miradas de disgusto.

Así que ando con mis gafas de sol invierno y verano.  Y no doy explicaciones.


Besos
Maru

8 comentarios:

  1. No se porque te tienen que mirar, cada uno puede hacer lo que le parezca, yo veo gente con gafas de sol todo el año, no son exclusivas del verano como lo es el abanico y ademas te sientan muy bien. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Pues haces bien no des explicaciones las usas y punto.Un beso

    ResponderEliminar
  3. No se preocupe por nada y cuidar de sí mismo, querida!
    Saludos! Pozdrowienia :)

    ResponderEliminar
  4. Son muchas las personas que usan gafas de sol todo el año y son muchas las circunstancias, entre otras por operaciones en la visión o por ser muy sensibles a la luz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Estando agusto una misma no tienes por qué preocuparte de lo que piensen los demás, preciosa.

    Besos enormes y gracias por tus huellas en mi blog.

    ResponderEliminar
  6. YO HE APRENDIDO A PASAR DE TODO Y DE TODOS.

    UN FUERTE ABRAZO.

    ResponderEliminar
  7. Ve a tu aire, cuídate, y no tienes por qué dar explicaciones. Sólo si aguien te pregunta con interés o educación se lo cuentas.

    Te cuento, fui de vacaciones a La Habana, en Cuba, siempre visto de negro, y claro en pleno Caribe a casi 30 grados ver a alguien vestida de negro era muy chocante para ellos, así que me miraraban mucho. Hasta que alguien se acercó y me dijo:

    "Eres artista, seguro, nadie viste de negro aquí, salvo algún artista"

    Sin embargo, en Barcelona, donde he vivido muchos años, hay muchas personas que les gusta vestir de negro y nadi se fija.

    Muchos besos, Maru, y mímate.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.