domingo, 8 de febrero de 2009

La montaña....


Una gran montaña cubre con su sombra una pequeña aldea. Por falta de rayos solares los niños crecen raquíticos.
Un buen día los adeanos ven al más anciano de ellos dirigirse hacia los límites del pueblo, llevando una cuchara de loza en las manos.

-¿A dónde vas? -le preguntan. Responde:

-Voy a la montaña.

-¿Para qué?
-Para desplazarla.

-¿Con qué?
-Con esta cuchara.

-¡Estás loco! ¡Nunca podrás!
-No estoy loco: sé que nunca podré, pero
alguien tiene que comenzar.
Alejandro Jodorowsky

5 comentarios:

  1. Me ha encantado esa reflexión. Somos poco conscientes de que para cambiar el mundo hemos de dar un paso al frente.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. He ahi el primer paso que tanto cuesta, nos cuesta. temores, recriminaciones... miradas de incredulidad en todo que empecemos.

    Al menos va con su fe, como deberiamos ir todos. Cierto?

    Chau.

    ResponderEliminar
  3. Oye que linda reflexion Maruuu, me encanta, es ideal para aplicarla siempre, cono los demas y para los demas, pero en especial para nosotros mismos..
    Gracias amiga, esta mucho muy bella..
    Bechos

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.