domingo, 13 de diciembre de 2009

Nueva afición....




Ya les he contado que tengo un cerebro un poquito especial, bueno, un poquito loco, ya, lo dije y qué!, jejeje. Entonces se me ocurren cosas un tanto diferentes. Como no me gustan los árboles de navidad y todo ese cuento, pensé en poner sólo la punta del árbol, al revés, colgando de una luz de techo; pero me miraron con cara de: ¿la devuelvo a Santiago o la tiro al río?. Así que mejor pondré algunos adornos por aquí y por allá y punto. Lo que me está dando por hacer son las TACs. Trading Artist Cards.

Son tarjetas, más bien estampas, de un tamaño determinado, donde uno puede echar a volar su imaginación, su locura y su creatividad. Y como yo tengo las tres cosas, me largué; y me gustó, porque puedo jugar sin frustrarme, lo que es difícil para mí (tengo poca tolerancia a la frustración y no sé canalizar la energía creativa, y una cosa lleva a la otra).
Y esto me ha gustado porque no tiene reglas, no se explican, no tienen un propósito, sólo son. No importa que no entiendan, yo tampoco....
Maru

5 comentarios:

  1. te quedaron bonitas y sigue usando tu creatividad y haciendo cosas con las manos que hace muy bien. Que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Hola Maru!!! que tieeeempo.
    Me alegra que estes super en Valdivia,hermoso lugar y personas muy cálidas.
    Tu nueva afición me encantó.
    Libertad para crear.,eso es lo importante
    Te felicito y me aegra que estes haciendo nuevas amistades.
    Cariños y que pases una linda Navidad
    y para el nuevo año de todo,de todo ,pero wueno.

    ResponderEliminar
  3. estás loka...pero te re adoro...jajaja
    besios miles y no cambies nunca...eres una loca maravillosa
    ayloviu

    ResponderEliminar
  4. Trate de poner otro arbolito de pascua, con tus indicaciones, quedo muy biennnn!!! se ve espectacular, pero me queda una duda?
    y los regalos donde los cuelgo mmm?
    Loka hermosa te kiero cuidate!!!!
    y soy de las brujas buenas jajajjaja!
    no cruzo umbrales!

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.