sábado, 2 de enero de 2010

Y llegó el 2010...


Escuché a mucha gente decir "¡2010 ya!", y claro, todos los años decimos lo mismo, porque el tiempo no se puede parar. Sigue y sigue, y va dejando tantas cosas a su paso. Alegrías, penas, sorpresas, cambios.
Yo solía hacer una lista de propósitos, pero era engañarme a mí misma porque nunca los cumplía, así que de un tiempo acá, vivo día a día, sin planes, porque la vida me ha dado demasiadas sorpresas como para hacer propósitos.

Sólo espero que este año sea de paz, creo que es lo que más necesito, paz, tranquilidad, risas, un poco de sol, mucho amor, y alguno que otro chocolate y mazapán.

Eso sí, mucho marisco, y aquí estoy en la gloria, bien, ése puede ser un propósito, comer mucho marisco.
¿Para qué más?

Maru

6 comentarios:

  1. yo quiero mariscos primita.....porfisssssssssssssssssssssssssssss.....¿ya que me das??...jeje
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu opinion, yo tampoco soy de hacer listas o resoluciones, la vida cambia a cada instante y no sabemos nunca lo que vendra, asi que hay que aprovechar cada dia sin perder el tiempo en lo que fue o no....

    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  3. Paz y marisco, una genial combinación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Que en este año encuentres paz y alegría.

    ResponderEliminar
  5. QUE ESTE SUPER BIEN SALUDOS BESOS
    SOLEDAD

    ResponderEliminar
  6. MARU A LO MEJOR A FINES DE FEBRERO VOY A VALDIVIA ASI QUE POR FAVOR COLOCA EN TU BLOG LUGARES PARA VISITAR DONDE QUEDARSE Y PRECIOS
    SOLEDAD

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.