viernes, 1 de julio de 2011

Julio





Y casi sin darnos cuenta llegamos a julio.  Increíble.  Bueno, en realidad todos los años nos pasa lo mismo.
Julio a mí me trae sentimientos encontrados porque es el mes en que mi vida cambió para siempre.  Es el mes en que me diagnosticaron mi enfermedad y me condenaron a cadena perpetua.
Ya son 4 años.  He tenido que pasar tantas cosas que no sé cómo lo he hecho.  Supongo que hay una fuerza que me empuja y no me deja darme por vencido.  Y no lo haré, pero ¡cómo cuesta!
En fin, cada uno lleva su cruz y todo pasa por algo.
Maru

6 comentarios:

  1. Así me gusta que sigas siendo tan valiente. Te mando un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. amiga todas te apoyamos y te escuchamos, este dia tienes que festejar por poder dar un paso más hacia adelante y tenernos siempre cerca para darte apoyo, bendiciones amiga

    ResponderEliminar
  3. Pues eso Maru, paso a paso no hasta que puedas correr sino hasta que puedas volar. Esa fuerza interior es la que te hace seguir, no la pierdas nunca.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. La fuerza debe continuar, Maru. Algún sentido debe tener la vida y que estemos aquí. No pierdas las ganas de luchar por lo que te interesa y gusta y disfruta de todo aquello ó aquellos que te hacen sentir bien.
    Nury

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.