viernes, 25 de mayo de 2012

¿Y TÚ QUÉ CREES..




En el vientre de una mujer embarazada estaban dos criaturas conversando cuando una le preguntó a la otra:


- ¿Crees en la vida después del nacimiento?
La respuesta fue inmediata:
- Claro que sí. Algo tiene que haber después del nacimiento. Tal vez estemos aquí principalmente porque precisamos prepararnos para lo que seremos mas tarde.
- Bobadas, no hay vida después del nacimiento! ¿Cómo sería esa vida?
- Yo no sé exactamente, pero ciertamente habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y comamos con la boca.
- Eso es un absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? Es totalmente ridículo! El cordón umbilical es lo que nos alimenta. Yo solamente digo una cosa: la vida después del nacimiento es una hipótesis definitivamente excluida – el cordón umbilical es muy corto.
- En verdad, creo que ciertamente habrá algo. Tal vez sea apenas un poco diferente de lo que estamos habituados a tener aquí.
- Pero nadie vino de allá, nadie volvió después del nacimiento. El parto apenas encierra la vida. Vida que, a final de cuentas, es nada más que una angustia prolongada en esta absoluta oscuridad.
- Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del nacimiento, pero, con certeza, veremos a mamá y ella cuidará de nosotros.
-¿Mamá? ¿Tú crees en la mamá? ¿Y dónde supuestamente ella estaría?
- ¿Dónde? En todo alrededor nuestro! En ella y a través de ella vivimos. Sin ella todo eso no existiría.
- Yo no creo! Yo nunca vi ninguna mamá, lo que comprueba que mamá no existe.
- Bueno, pero, a veces, cuando estamos en silencio, puedes oírla cantando, o sientes cómo ella acaricia nuestro mundo. ¿Sabes que? Pienso, entonces, que la vida real solo nos espera y que, ahora, apenas estamos preparándonos para ella...
Daniel Doello

9 comentarios:

  1. Gracias por tu visita y comentario.
    Tiempo que no pasaba por tu casita.
    Una conversación muy interesante entre dos nonatos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  2. Hola Maru, una entrada preciosa me ha gustado mucho
    Hace tiempo que no te pongo comentarios pero siempre entro y te leo.
    Siento que hayas tenido que separarte de tu gatita pero la salud es lo primero. Espero que el tratamiento para la neutropenia sea efectivo. Tambien me alegro que tus sesiones con la psicóloga sean agradables y productivas.
    Un beso y cuidate mucho

    ResponderEliminar
  3. Da que pensar y mucho esa conversación ¿ verdad?
    besitos guapa, me iré pasando por aquí.
    Liliana

    ResponderEliminar
  4. Hola Eugenia !!

    Gracias por tu comentario . Llegué así a tu blog y me encuentro con una historia muy linda ! te felicito !
    Para las figuras del crazy puedes intentar paper piecing en un dibujo ,
    en papel de mantequilla o género de interfase o entretela con o sin pegamento . Hablemos por mail y te explico mejor . Saludos , Vero

    ResponderEliminar
  5. Ahora que falta poquito para ser abuela, pues me ha encantado. No son dos, es un varoncito el que viene, pero supongo que debe tener sus soliloquios, no? besos!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, Maru, me ha hecho pensar. Besos.

    ResponderEliminar
  7. ´Qué bonito lo que publicaste. Imaginé cuando tenía a mis gemelos y ahora a mis nietos mellizos. Es muy bueno!!!
    Marta
    Buenos Aires Argentina

    ResponderEliminar
  8. Da para meditar, sobre la vida después del nacimiento, para ellos ese es su mundo el vientre materno, ojalá pudiéramos acordarnos de esa etapa aunque fuera en sueños, imagino que mi estancia seria un poco fome ya que era yo no mas, pero a lo mejor mis pensamientos serian mi compañía, como lo han sido en mis 31 años besos

    ResponderEliminar
  9. Maru, este relato me hizo pensar en mis hijoa gemelos y mis nietos mellizos, me gustó!!!
    Marta
    Buenos Aires Argentina

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.