martes, 8 de noviembre de 2016

Pequeñas vacaciones

Hola a todos.  ¿Cómo están?  Espero que muy bien.
Nosotros, aprovechando el feriado largo de fines de octubre, nos fuimos de paseo con unos matrimonios amigos a Puerto Fonck, un precioso lugar del sur de Chile.
Lo pasamos muy bien, comimos, jugamos Ataque, un entretenido juego de estrategia, bailamos, en fin, fue muy entretenido.
Les dejo fotitos


El entretenido juego



Un pequeño accidente

  

Además, tuvimos la visita de mi hermana, cuñado y tía.  También fueron unos días hermosos, sobre todo porque nosotros vivimos lejos de toda la familia.  Así que siempre es lindo recibir visitas.




Aparte, he seguido con mis yo yos para mi camino de mesa.


Bueno, sin aburrirlos más, los dejo con mis mejores deseos para todos ustedes.
Besos
Maru









8 comentarios:

  1. Como me ha alegrado saber lo bien que lo has pasado y ver las fotos. Nunca te canses de ser feliz,

    ResponderEliminar
  2. No me deja contestarte por correo. Te agradezco mucho tus palabras tan cariñosas.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. Veo que aprovechas muy bien tu tiempo libre.
    A seguir disfrutando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Miło tak spotkać się z rodziną!to zawsze piękny czas, a fotografie fajne! pozdrawiam :)

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que en tus excursiones lo pases bien. Las fotos son preciosas y dicen de la armonía que existe entre todos tus amigos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Se os ve felices y contentos, Maru. Seguro que hubo muchas risas. Parece un lugar encantador, y sin mucha gente, como a mí me gusta.

    tal y como están mis rodillas te voy a copiar el lema de tu blog, "hasta que pueda correr" Pero ya ves que me lo tomo con humor.

    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Que linda que eres Tan simple y bella cuando escribes te diria transparente

    ResponderEliminar
  8. Hermoso viaje, tengo pendiente un viajecito por estas tierras.
    Besos Y abrazos.

    http://yomismaokk.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.