domingo, 7 de junio de 2009

Lo sabía...


Me dejé llevar a conciencia,
eran demasiado tentadores tus labios,
tus ojos, tu pelo.
Yací a tu lado sin saber si sería la única vez.
Por lo tanto, me entregué con frenesí e imprudencia.
Algo me decía que era la primera y última vez.
No me equivoqué,
el cuerpo descifra los sobresaltos.
Maru

4 comentarios:

  1. ese poema se refiere a mí....es un hecho.....juntos yacimos...en una nube imaginaria...formado del vapor del curanto que se destapó

    ResponderEliminar
  2. Maru siempre te recuerdo ¿como estas?Enhorabuena por lo de tu coche.Besitos.Paloma.

    ResponderEliminar
  3. Que lindoooooo, maravilloso, se presiente asi como una película de amor y desengaños, de idilio y dolor...
    Muy lindo Maru.
    Ahs, me encantaaaaaaa jaja.
    EL CUERPO DESCIFRA LOS SOBRESALTOS... uffssssss
    Besitos mi pechocha

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo el poema y como te ha ido con el médico? seguro que bien. Besos.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.