domingo, 25 de octubre de 2009

Y comer y comer...

Estoy en estado de ansiedad profundo y ¿qué hace uno cuando tiene ansiedad? pues comer....¿o no? y no precisamente apio y lechuga, sino todo lo que encuentre. Aquí un ejemplo, ayer fuimos a la parcela a celebrar el cumple de mi cuñado y comí como una pig. Y la torta de panqueque naranja estaba demasiado rica, el asado, todo, todo.

Y hace unos días no me pude resistir y pedí sushi, lo amo. No sé cómo voy a terminar.

Aprovecho de mostrarles mi última adquisición, aunque no se come tampoco me pude resistir, ya saben cómo me gusta todo lo que tenga que ver con vacas.

Soy un desastre, jajaja, pero un desastre feliz.
Maru

5 comentarios:

  1. jajaja....y después nos andamos quejando...jhaja
    bueno prima...disfruta no mas...nada de que eres un desastre, sólo eres especial
    te quiero

    ResponderEliminar
  2. Bien Maru!! tu disfruta y sé feliz en el momento, que mañana no sabemos si vendrá! un abrazote y feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho que disfrutes de la vida dándote los gustos. Luego ya se verá lo que haces. Que tengas buena semana y que bajes un poquito la ansiedad.

    ResponderEliminar
  4. La comida puede ser un ansiolítico eficaz.
    Me alegra que te sientas feliz.

    ResponderEliminar
  5. PUES MI ADORADA MARU SOMOS DOS DESASTRES , LA VIDA ES DEMACIADO CORTA Y YA TIENE MUCHAS COMPLICACIONES COMO PARA DEJAR DE COMER RICO Y COMPRAR LO QUE A UNO LE AGRADA , NADA CARIÑO A SER FELIZ Y QUE EL MUNDO SIGA GIRANDO .

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.