lunes, 31 de marzo de 2014

¡Por fin llegó!

Al fin, de tanto esperarla, ayer fui a buscar a nuestra Pelusa.  Es más chiquita de lo que pensé, sólo tiene un mes y medio.  Es hermanita de nuestra Cuqui, de mamá y papá y hace lo mismo que hacía ella.
Ella ya es nuestra alegrìa, es tan linda, tierna, ni siquiera ladra, hay que remojarle el alimento de tan chiquita  y si me desaparezco, llora.  Nos sigue a todos lados y anoche durmió conmigo y durmió toda la noche tranquilita.
Estamos felices.





La cama heredada de Cuqui le queda un "poco" grande, jiji.

Cariños felices
Maru

7 comentarios:

  1. Qué linda y chiquitita que es!!! Me alegro, Maru! Se te lee re feliz!
    Besos,
    Sandra

    ResponderEliminar
  2. Maru como anda eso del tsunami, amiga vives cerca? Espero estés muy bien junto a tus seres queridos.

    ResponderEliminar
  3. She is so adorable! I can't believe how tiny your little Fluff is. Enjoy these precious moments with her.

    ResponderEliminar
  4. Oh, how cute! And so small! It think it must be almost like having a baby, with feeding and care :) Congratulations on your new dog!

    ResponderEliminar
  5. Dearest Maru-- your baby is precious-- I don't think I've ever seen such a cute little dog-- she will be such a good friend to you-- she will return all the love you give to her:)
    Vicki

    ResponderEliminar
  6. Que chiquito jajaja, esta precioso se quedaran chiquitos para siempre...

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.