jueves, 28 de junio de 2007

Cuando te vayas....


Si tratas de decirme: no te quiero,
dilo, hace tanto que lo espero
y veo modularse tus palabras
saboreando cada sílaba.
Lo comprendo.
No te obligo. No te obligues.
Y que no valga ni siquiera
un reproche, ni reproches.
Un único deseo, amor, te pido:
cuando cargues tus maletas
vete en silencio.
No me digas adiós,
despídete despacio, suavemente,
que nadie escuche
y que suene a un hasta luego.
No digas nada
Lo presiento
no lleno tus espacios requeridos.
Pero calla, vete ya
y te lo ruego como un rezo,
no quisiera escuchar
tu adiós definitivo.
¡Ah! y no vuelvas a tocar la misma puerta
porque para entonces...
también yo habré partido.
Maru 2004

1 comentario:

  1. xuata xuata.....está lindo, pero que mas decir, la pura verdad....las puertas se cierran con el tiempo y a veces ya es demasiado tarde pretender que las abras.....
    creo que lo mejor es no abrirlas, ya no vale la pena
    TQM

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.