lunes, 18 de junio de 2007

Yo tengo una prima.....


A la que quiero mucho. Que nació cuando yo tenía 11 ó 12 años. Y era mañosa, llorona, mimada e insoportable. Linda eso sí (no se le ha quitado). Me quitó el reinado porque como su papá es mi padrino, mientras no tuvo hijos, yo era su regalona. Bueno, ahora soy su sobrina favorita (espero), y yo solía pasar temporadas con ellos cuando tenía como 9 años hasta que nació esta prima y me quitó el reinado. Después nació su hermana, Karina, a la que también quiero mucho, y hasta ahí no más llegué yo, jaja.
Y resulta que esta prima tan mañosa, que hacía pataletas por todo, sobre todo por sentarse en la mesa de los adultos en los cumpleaños y esas ocasiones, que tenía un chupete asqueroso, pero LO asqueroso, y sin embargo aunque se lo botaban a la basura, de ahí había que ir a sacarlo porque si no ardía Troya, que era la primera en los shows de cantar, bailar, que le hizo al patinaje y ahora baila flamenco..... creció , no digamos que demasiado, pero creció. Y resulta que ahora somos muy amiguis además de primis. Me acuerdo una vez que la convencimos para que se quedara en mi casa (tendría ella unos 4 años) y ya, se quedó, sus papás se fueron, y a las 12 de la noche más o menos empezó el show. Quiero a mi mamá, quiero a mi mamá.... no sé qué año sería, pero plena dictadura, noche peligrosa y mi mamá y yo tuvimos que ir a dejarla a su casa que era bastante lejos porque no paraba de llorar y de llamar a su mamá.
No voy a decir que yo soy su prima favorita porque ella tiene varias otras primas, en cambio yo no tengo tantas, o por lo menos contacto casi nada, así que nadie se ofende, jajajaja. Pero para no causarle problemas, lo dejaremos en la incógnita.
El otro día encontré esta foto que es del año 1976 ó 77 , en mi casa. Yo casi no me veo porque la gorda me tapa casi entera. Pero ahí estamos.... y ahora estamos grandes, hemos vivido mucho, yo me casé, me separé, tuve hijas... ella no quiere casarse, sigue puro carrete, lo pasa shansho y no sé si algún día tendrá hijos. Y la pasamos tan bien juntas y confiamos la una en la otra y hablamos mucho, de dramas, de copete, de sushi, de carrete, de machos, de tristezas, alegrías y soledades; en fin, de la vida.
Por eso quería contarles sobre mi prima Fabiola y decirle que la quiero mucho. Que la vida es un círculo, que tenga cuidado con las vueltas, jajajaja.
Maru

3 comentarios:

  1. primita.....no sabes cuanto me emociona y me alegra lo que escribiste....de verdad que es increíble el pensar que algún día ibamos a ser tan amigas como lo somos hoy, y eso me llena de orgullo, porque somos especiales, ricas e inteligentes....jajajajaja.
    La verdad es que para mi es super gratificante el que a pesar de la "poquísima" diferencia de edad que tenemos, seamos capaces de compatibilizar todas nuestras cosas, y entendernos y compartirlas yo con la madurez que tu necesitas y tu con las rabietas de cabra chica que yo necesito....
    Te quiero mucho prima y tu lo sabes y eres mi prima Avila favorita....jejejejeje.....así no me cagp a nadie....
    Un beso y TQM y lamento haberte destronado cuando nací...jajajaja....pero sabes que aún eres la sobrina favorita....
    besios

    ResponderEliminar
  2. Clau...(amigui faby)19 de junio de 2007, 15:41

    Que lindoo...
    hermoso lo que le escribes a tu prima que es mi amiga, no se si sea la amiga favorita, pero soy su amiga jajaja...
    es que ella es tan sociable, tiene tantos amigos, primos y muchas personas que la quieren... me incluyo, porque yo la quiero mucho..
    Que linda relacion que tienen ustedes 2 se llevan tan bien, son muy parecidas por lo que me cuenta la faby y eso es rico... se quieren y se apoyan en todo...
    felicidades..
    Cariños a mi amiga y a ti que eres su primita Avila favorita como dice ella jejejee.......
    xau!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Clau, ella también habla con cariño de ti y de tu marido.
    Ella es una persona especial, eso ya lo sabemos. Avila por donde se le mire, jajajaja.

    Besos
    Maru

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.