miércoles, 13 de junio de 2007

La oración....


La vida cotidiana es nuestra oración.
En el principio fue la Palabra.
Y la Palabra pertenecía a Dios.
Y la Palabra era Dios.
¿Me permites una palabra?

Algunas mujeres saben que rezan. Otras cren que no lo hacen porque no se pasan la vida de rodillas. Pero permanecen toda la noche velando a sus hijos cuando están enfermos; aprovechan la hora de almuerzo para visitar a sus ancianos padres, estimulan los sueños de las personas que aman su trabajo; consuelan a un amigo o comparten su alegría, alimentan sus cuerpos y almas.
Eso también es rezar.

Hay una oración que me enseñaron y quiero compartirla. Como Dios dijo: pide que se te dará, al menos yo lo tengo chato de tanto rezarle, jajjajaja.... espero ser oída....

Ahí va:

Padre, yo deseo que.....(pedir sin asco y con detalles). En armonía para todo el mundo y de acuerdo con la voluntad divina. Bajo la gracia y de manera perfecta. Gracias Padre que ya me oíste.

Maru

2 comentarios:

  1. Hay varias formas de rezar. A mi me hace bien rezar a mi manera, o sea, en cualquier parte donde esté realmente cómoda (generalmente mi cama)y hacerlo igual que una conversación de tú a tú. La mitad de las veces pido cosas, la otra mitad agradezco.... hay mucho que pedir, pero tanto tanto que agradecer también... lástima que estamos acostumbrados a sólo pedir, ah.... me carga vivir en un mundo tan ególatra, tan YO, YO y YO.... agradezcamos cada día vivido, cada gota de lluvia, cada sonrisa, cada momento grato, cada besito, cada caricia...como dice mi amigo Arjona: hoy es un buen día para empezar a hacerlo...

    ResponderEliminar
  2. mmmmmm
    no rezo muxo....creo que debería hacerlo, es una linda oración la que nos muestras....
    un besio

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.