jueves, 14 de junio de 2007

Reflexiones varias


Como es mi costumbre, he estado pensando. Por algunas cosas puntuales que me han ocurrido. Y pasé momentos de dudas y de cuestionamientos. Pero hoy estoy tranquila. Creo que hice lo correcto en una de ellas y todavía me quedan otras por resolver.
Pero me di cuenta de lo fácil que es juzgar, creerse dueño de la verdad y de no ver la viga en el propio ojo.
Y siendo consecuente, hice algo que me haría sentir mejor, que me haría quedarme tranquila con un tema y sucedió lo que yo sospechaba. Pero no importa. Porque el hecho de no haberme quedado con la inquietud para mí es gratificante. Además de comprobar que no me equivoqué y ahora puedo seguir con ese tema cerrado y sin molestarme.
El otro tema es más complicado, pero creo que es cuestión de tiempo. Esperemos que todo salga bien.
En fin, hay que seguir viviendo, rezando y agradeciendo tantos regalos que nos dan cada día.
Maru

1 comentario:

  1. mmmmm
    no entiendo......¿me perdí de algo parece?......bueno, si crees que hiciste lo correcto con lo que sea bakán po primis....nunca hay que arrepentirse de ello....
    un beso y ánimo pa lo que sea
    jejejejee

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.