viernes, 11 de enero de 2008

No te quejes demasiado!


Tanto si no has pegado ojo como si has dormido 10 horas; si padeces jaquecas, ciática, lepra o te cayó un rayo encima, te ruego, por todos los ángeles del cielo, que cierres la boca y no contamines la mañana.

A veces nos da por quejarnos; yo me he pillado en eso muchas veces, tanto por escrito como verbalmente... y estoy en plan de cambiar esa parte negativa de mí, porque ahora que tengo más de qué quejarme en el tema salud, me imagino que los tengo a todos chatos.

Aprovecho de pedir disculpas a los que aburrí con mi perorata sobre mi salud, pero en ese momento lo necesitaba, era como un desahogo y una forma de pasar el susto.

La verdad es que con la firme convicción de que uno atrae lo que piensa, si piensas que siempre estás enfermo, y dices todo el día "me duele esto y lo otro", en realidad atraerás la enfermedad y será justamente lo que te pase.... así que mejor pensar positivo y aprender a decir que estás "bien", aunque el dolor de muelas te tenga como loco.

Maru

1 comentario:

  1. pucha que tienes razón Maru...eso es verdad mientras más te repites cosas negativas, más ellas se acercan a ti....y tienes razón es bueno decirse cosas buenas para estar bien...sobretodo con el tema de la salud.....positiva siempre positiva.....oye , pasando a otro tema, al ver tus vaquitas me acordé que eso fue lo primero que me atrajo de tu blog, el encontrar a otra lesa como yo que le gustan las vacas, pero también me gustan las gallinas, los patos o sea todos ,los animales de granja...por acá no hay mucho pero algo tengo, lo malo que varias ya me las han destruido mis niñitos....pero igual cada vez que vitrineo miro si hay una vaca por ahi.....ya Maru...besitos pata ti y tus niñas......

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.