martes, 24 de junio de 2008

Chocolate caliente....



Cuéntame una historia que tengo el corazón vacío.
Deja que corran las lágrimas, mis ojos están secos.
Largo tiempo me envolvió el desaliento.
Alégrame el alma, déjame volar.
Cuéntame una historia, mi esperanza se apagó.
Háblame de la fe y el amor.
Recuérdame que fuimos creados
Para vivir en la tierra como en el cielo.
Cuéntame una historia, llena mi corazón de compasión
Abre mis ojos, he estado ciega.
Recuérdame que todos los hombres son hermanos,
Que todos deberíamos ser buenos y cariñosos.
Sírveme otra taza,
Más chocolate caliente para mi alma,
Que entre todos nos ayudemos a amar,
Que conozcamos dimensiones más altas del amor.

Maru (Chocolate caliente para el alma)

5 comentarios:

  1. No viene nada mal tomarse un chocolate caliente y reconfortarse un poco con este frío que está haciendo. Sobre todo cuando es compartida por las personas que queremos. Hay que gratificarse el alma de vez en cuando.Besos

    ResponderEliminar
  2. que lindo prima
    nos tomaremos una taza de chocolante caliente
    que gratifique nuestro corazón y nuestra alma
    TKM

    ResponderEliminar
  3. Que rico un chocolate Caliente!!!
    Me encanta!!
    Hola Maru, recien he llegado por acá y este chocolate me ha causado tentación!!
    Te voy a seguir leyendo, mientras me disfrutaré uno...jeje!

    Un Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. uuuyyyyy......HERMOSO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    a mi la inspiracion se me ha agotado, deslavado, SECADO........en fin,......... ESTOY HUECA.............

    Bien por ti que sigues escribiendo!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Intentaré contar la historia, compartir juntos esta taza de chocolare caliente que nos lleva al reposo.
    "El placer es un canto de libertad, pero no es la libertad.
    Es el florecer de nuestros deseos, pero no es su fruto.
    Es una llama de la profundidad a la altura, pero no es ni lo profundo no lo alto.
    Es lo aprisionado que toma alas, pero no es el espacio confinado.
    ...........................
    ¿No habeis oido de aquel que escarbaba la tierra en busca de raices y encontró un teroro?
    Tu cuerpo es el arpa de tu alma.
    Tu puedes sacar de él dulce música o confusos sonidos.
    ..........................
    Es también el placer de la flor ceder su miel a la abeja.
    Porque una flor es fuente de vida para la abeja.
    Y una abeja es un mensajero de amor para la flor.
    Para ambos, abeja y flor, el dar y recibir placer son una necesidad y un éxtaris,
    (K.Gibran. El profeta.)

    Me encanto la taza de chocolate.
    Deseo que reposes serena.
    Besos.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.