jueves, 4 de septiembre de 2008

La herida...


Corrió el pequeño, con la cara bañada en lágrimas, hacia su abuelo y le dijo confuso y enojado:
- Abuelo, me mordió un perro, estaba lastimado y yo quise curarlo, y él me mordió...
- Huguito -le dijo el abuelo, mientras le miraba la mordedura- no te mordió el perro, te mordieron sus heridas.

Maru

14 comentarios:

  1. Hola Maru!

    Gracias por tu visita, y ya te leí como a otras amigas lo bien que lo pasaron en el encuentro tejeril ;)
    Y el conejito que te ganaste esta precioso.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  2. Hola Maru. me he puesto al día con tus post. Me parece divertido tu encuentro bloggeril. Veo que sigues con tu inspiración.. un bes

    ResponderEliminar
  3. Hola Maru.
    Pasa por mi blog y recoges un pequeño regalito.
    Espero que lo cumplas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Maru! la pura verdad no más...eso pasa también con las personas...las heridas nos endurecen y nos hacen desconfiar.
    Un abrazo,
    Titi

    ResponderEliminar
  5. La sabiduría de la experiencia nunca debería de faltarle a un niño.
    De nosotros depende.
    Gracias por tu visita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Que sabio el abuelo!.
    Me ha gustado mucho esta entrada.

    te dejo abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maru¿como sigues? ¿y tu hija que tal?.Espero que todo te haya ido bien.
    Besos y cuidate

    ResponderEliminar
  8. Maruuuuuuuuu, que ternura de post y sì, a veces la agresiòn no proviene del odio, sino del dolor.
    bellìiisiimo escrito.

    Me da muchiiiisiiisimo gusto reencontrarte.

    besos mil

    ResponderEliminar
  9. ¿Cómo reconocer la agresión que proviene del odio de la que nace del sufrimiento? De todas formas, las agresiones siempre nos alejan,no? Me gustó mucho tu entrada,ya que es cierto,al alma no le hace ningún bien hilar tan fino,el abuelo fue un sabio educador.Besos.

    ResponderEliminar
  10. Eso es una de las razones por las que los abuelos han de pasar horas con sus nietos, para que les transmiten la sabiduría!.

    ResponderEliminar
  11. Que buena estubo la "junta de blogeras", no pierdo las esperanzas de aparecerme por ahi.
    Lo mas importante en la vida es sonreirle al mundo con obtimismo y fe............lara..la.....ra lara....... jeejejeje me entusiasme con la canción.
    !!!muack!!!

    ResponderEliminar
  12. hola maru, me gusto la reflexión, muchas veces cuando alguien nos trata mal debemos comprender que es le peso que tienen en su corazón el que hace las cosas... oye y como está camilo, se que bien, dale repollo, me conto que le gustaba mucho, pero solo una hojita diria sino se va a hinchar y te va a dar unos regalitos galáctico jijiji... que tengas un lindo finde, chauuuuu.

    ResponderEliminar
  13. Me encantó la historia y la aplicación del abuelo.

    Es cierto! Aquí también valdría la frase:
    "Gato escaldado del agua fría huye!"

    Besitos Maru:)

    ResponderEliminar
  14. Me acuerdo de hace un par de veranos, cuando un perro mordió a mi hija. Fuimos a denunciarlo y nos preguntaron "¿Estaba molestando de alguna manera al perro?.

    Al llegar a casa y ver las fotos que hicimos ese día, vimos una en la que aparecía el perro y, por casualidad, daba la falsa impresión (por efecto de la perspectiva) de que mi hija le estaba metiendo un dedo al perro por el 'ojete' (que en Argentina le llaman el 'orto', no sé cómo le llaman a eso allá en Chile)

    :D

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.