jueves, 29 de enero de 2009

Te odio

Por qué te empeñas en hacerme daño

Si sabes que no somos compatibles tú y yo.

Te apareces furtivamente, te escondes, me persigues

No entiendes que no quiero saber nada de ti.

Sabes que me haces mal, que no quiero verte

Sabes que te odio y eso no cambiará

Vete, vete lejos de mí , déjame en paz,

Zancudo de mier…

Maru

10 comentarios:

  1. jajaja que wena yo pese que se lo estabas diceindo a un hombre jajajajaja

    ResponderEliminar
  2. jijii, igual se le puede dedicar a un hombre con patas largas y cara con filo jaja....
    Buena entrada Maru jaja, simpàtica.
    Bechos para tì

    ResponderEliminar
  3. NOS SACASTE UNA SONRISA Y ESO ES BUENO CUANTO ESTAS ESTRESADA,SOLTAMOS ALGUNOS NERVIOS SIEMPRE LEO TU PAGINA LA ENCUENTRO ORIGINAL.
    SALUDOS NOS VEMOS EL SABADO
    CARINOS

    ResponderEliminar
  4. jejejeje y yo que me estaba imaginando un amante traicionero, mal hombre desgraciado que molestas a mi amiga...pero te comprendo totalmente que molestan los zancudos de mier... un abrazo amiga te veo mañana?

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima.
    Paso a saludarte y a mandarte muchos besos...

    ResponderEliminar
  6. Jajaja que cosas se te ocurren y aquí todos preocupados.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¿Zancudo, otra cosa?, la verdad es que esto también se puede aplicar a algunos hombres, aunque no a muchos, seamos buenas, los hay maravillosos.
    De cualquier forma, es divertido.
    Un beso, Maru.

    ResponderEliminar
  8. Si mi flo es un amor jijiji pobre habiamos recien llegado y queria que nos fueramos a casa pero se porto lo mas bien jijii y feliz con sus regalitos

    ResponderEliminar
  9. jajajajaj Maru...no habia leido esto...jajajajaj esta muy buenoooo
    amiga me dio gusto verte ayer...
    pa al proxima echa la telaaaa...jaja
    besos amiga

    ResponderEliminar
  10. jajajajjaja tus letras me atraparon , y finalmente leo el zancudo , que buena , espero te encuentre bien , te dejo mis cariños.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.