domingo, 25 de enero de 2009

Un viernes especial....


El miércoles pasado, Mr. G me llevó a cenar "a lo grande" y lo pasamos muy bien, tenemos una capacidad ilimitada para conversar, no hay silencios incómodos sino cómplices. Fue muy bonito.
Y yo quise de alguna manera retribuirle todo lo que hace por mí y el viernes le preparé una sorpresa... un picoteo en mi depa, un traguito, todo en ambiente especial y bello.

Fue una linda sorpresa para él, brindamos por la vida, celebramos las bendiciones que Dios nos da y nos deseamos lo mejor del mundo para cada uno.
Y conversamos, porsupuesto, arreglamos el mundo y regaloneamos.
En realidad me sentí feliz y creo que él también.

Como para repetirlo.

Maru

3 comentarios:

  1. me parece genial prima
    te mereces esos momentos que hacen que todo lo demás se olvide
    esos son los momentos que hay que aprender a valorar y a recordar

    ResponderEliminar
  2. Ah no, no se vale, yo quiero un momento igual jaja, en serio.
    Oye que buena ondaaaaaa, lo encuentro genial, es como una escena de pelìcula o no?.... que rico, asi deberìamos vivir todos para que nos acordàramos que no vivimos por vivir...
    Congratulationssss y muchos besitos Maru preciosa

    ResponderEliminar
  3. Maruuuuuuuuuuu pero que buena ondaaaaaaa me imagino que etsaban felices.....momentos asi son unicos y muy placenetros..me encantan...
    nos vemos el 31?...reunion extraoficial..jijij
    besos amiga
    cariños..
    clau..

    fuiste a comprar la aguja???

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.