miércoles, 9 de abril de 2008

Regreso....

¿Qué hago ahora que has regresado? ¿A dónde meto todo el olvido que he acumulado? Es cierto, era lo que más deseaba, pero también lo que más temía...¿por qué?. Disfrutaba de la tranquilidad que proporciona la distancia, aun cuando sufría un poco al verte, pero tranquila al fin.
Y ahora estás de nuevo aquí, ocasionándome los mismos adorables problemas del amor.
Tengo miedo y estoy insegura, uno casi nunca sabe cómo actuar en situaciones como éstas, a pesar de haberlas repasado una y mil veces en la mente; las emociones nos traicionan.
Creo que te quiero y te odio, por absurdo que suene; extraño el amor ¿no?
Pero sé que tú estás igual ¿o acaso me equivoco? me correspondes de la misma forma, entonces ¿qué hacer para dirigir de nuevo nuestros caminos a una quimérica felicidad?
El orgullo nos traiciona; nadie está dispuesto a dar el siguiente paso, a pesar de que quemamos nuestros corazones de pasión.
No es de extrañarse, así como un día te alejaste dejándome sin saber qué hacer, del mismo modo hoy regresas para devolverme a ese estado.
Curioso, no es tan grave, porque a pesar de que mis sentimientos por ti no han cambiado y eso me hará elegir el camino correcto; en efecto, no hay mucho que pensar, son mis propios demonios.
Maru

5 comentarios:

  1. Maru creo comprender el sentimiento que estàs experimentando, creo que es algo que no saldrá nunca de uno, pues ya lo dice aquél refrán, donde hubo fuego cenizas quedan. Es difícil sacarse a alguien con quien se compartió tanto, incluso cabe la posibilidad de que ni siquiera sea amor ya, sino un inmenso cariño que por la intimidad compartida pueda confundirse, pero bueno, hablo por mi...
    Un abrazo Maru y espero que tu corazón sepa lidiar con eso..

    Nancy

    ResponderEliminar
  2. Ay amiga!Mal de amores!tal vez una buena idea seria disfrutar el regreso sin pensar mucho en los porques o consecuencias! pero sin perder la cabeza amiga!
    Siempre llegan tantas preguntas y tal vez sin respuesta!
    Al mismo tiempo es lindo tenerlo de nuevo no?
    Cuidate mucho y ya sabes que si, que aqui ando y no te pierdo de vista!
    Como va el negocio?
    Te mando un abrazote!

    ResponderEliminar
  3. El amor y el odio son las dos caras de la misma moneda; sólo los separa una finísima línea. Pero sin riesgo no hay ganancia. Por amor merece la pena correr cualquier tipo de riesgo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es dificil lo se pero el orgullo no te llevara por buen camino .. dejate sentir .. date permiso de tener esperanzas que todo saldra bien .. y vive plenamnete el dia a dia y no te olvides que en la vida hay que arriesgar¡¡¡¡ y si pierde por lo menos lo intentaste amiga .. adelante
    Se feliz HOY -----se puede es un reto

    ResponderEliminar
  5. Es cierto porque sera que a una misma persona la podemos amar y odiar al mismo tiempo, Amar por todo el cariño y pasiones que tenemos con ella, y el Odio por todo lo que nos llegan a dañar, tarde o temprano alguna saldra triunfadora.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.