viernes, 4 de abril de 2008

Una encantadora reunión....



La vida no nos deja de dar sorpresas. Vivencias que no te imaginas o sólo no esperas.
Esta noche me junté con un grupo que se junta para ¡hablar! , qué tiene eso de raro, nada... pero lo sorpresivo es encontrarse con personas que teniendo mucho en contra, saben tanto, tienen una sabiduría que te hace sentir ignorante al máximo.
Mónica me invitó a esta reunión "literaria", me había contado que era una reunión abierta, que iba quien quería ir de un grupo de lectores ávidos... y fui. Y gracias a Dios que fui, porque fue super enriquecedora.
Estábamos Mónica, una amiga de ella , Jaqui, y los gemelos no videntes Jano e Iván, y Jack, el perro lazarillo. Hermoso.. ese perro se merece un Oscar, un Premio Nobel, no había visto tanta nobleza en un animal al hacer su trabajo.
Y estos chicos me dejaron anonadada. Saben muchísimo de literatura y de películas, con nombres de autores, directores, etc. cosas que yo jamás he podido memorizar.
Jano es abogado, e Iván la verdad no supe y no quise preguntar.
Pero me encantó conocerlos y ya quedamos en encontrarnos el próximo mes.... no me lo pierdo.. me siento un milímetro más culta que ayer.
Gracias por hacerme vivir ese momento.
Maru

3 comentarios:

  1. Oye que bien que te integraste a un grupo nuevo, y sobre todo es cierto eso que mencionas, si aprendes algo digo minimo algo se te pega. A mi tambien me gusta juntarme con esa gente que saben de todo, aunque yo soy la ignoracia en cuanto a literatura y diversos temas.

    ResponderEliminar
  2. que bueno prima y que entretenido debe haber sido
    me alegro que estés haciendo cosas distintas por ti...eso te ayudará mucho en todo esto
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Querida.. reitero, si este grupo es demasiado entrete, y tu sabes que yo con mi CI de 99, me encanta la gente inteligente jajajaja...

    Ivan es abogado también.

    Que bueno que lo pasaras bien, nos vemos el próximo mes, en el mismo canal y a la misma hora...

    Bezozzzz
    Mónica

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.