jueves, 5 de julio de 2007

Chocolate, placer culpable....


Estaba pensando en que así como El Perfume me dejó esa sensación de estar llena de aromas y olores, propios y ajenos, otro placer culpable es el chocolate. Yo soy adicta, la verdad es que también soy mañosa, no como cualquiera, me gustan rellenos de menta, con almendras enteras y el negro (amargo), no mucho más que eso. Y bueno, también el chocolate caliente para el alma, que viene siendo como la sopa de pollo para la gripe, jejeje.
Hay días en que desespero por un chocolate, generalmente me abstengo (malditas calorías), pero hay veces en que no puedo resistirme y me compro un enorme, rico y fetiche chocolate. Lo peor es que a veces lo escondo y me lo como sola. Otras (las más) lo comparto, jejeje.
Pero ahora me acordé del libro Chocolate, y la película, y ayyyysssssss.... lo veo escurrirse por la boca (y con un poco de imaginación, por otras partes....) y se me hace agua la boca.

Si no existiera el chocolate sería menos feliz, estoy segura.

Maru

2 comentarios:

  1. Guauuuu !!!, comparto absolutamente tu gusto por el chocolate. Me acuerdo que cuando uno era chica(o), se conformaba con cualquier chocolate: de esos de a peso escogidos con la mano desde un recipiente de vidrio del negocio del barrio, de los fruna, los calaf o cuando mucho un nikolo. Cuando uno va creciendo se le va refinando el paladar... a mi también me encanta la combinación de chocolate/menta (para qué decir comerse unos cuantos After Eight justo en estos días fríos)... también me gusta el amargo y mi debilidad más comun es el trencito.... mmmmm, chuta, creo que ya debo partir a comprar uno !!!, snif...

    ResponderEliminar
  2. jejejeje....me acordé de tu padre que dice que lo único que lo hace creer en Dios es porque puxa que es rica la papa.....jejejeje
    es un placer comer chocolate.....que rico...mmmmmm....aunque no siempre me entusiasma mucho, sólo a veces, pero ese a veces lo disfruto a concho.....porque lo quiero comer....TODOOOOOOO!!!!!.....como si fuera un macho regio bañado en chocolate...mmmmmm
    ya cochina.,..jejejejee

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.