domingo, 31 de mayo de 2009

Con sus alitas...


Vengo llegando de ir a dejar a mi hija Melissa al que será su nuevo hogar con su novio.
Aunque yo las crié independientes y autosuficientes, y siempre les dije que las decisiones que tomaran en su vida eran su responsabilidad, ahora que voló la única hija que estaba conmigo, no dejo de sentirme rara.

Las dos empezamos una vida nueva: ella, vida de pareja, y yo, el nido vacío.
No estoy triste, tengo mucho qué hacer y es la razón de la vida, emigrar, hacer otro nido y seguir adelante.

Esperemos que las dos tengamos suerte y seamos felices y por ningún motivo dejemos de estar en contacto las tres, madre e hijas, como corresponde.

Maru

14 comentarios:

  1. Debe ser un momento difícil que los hijos se vayan, pero todas lo hemos hecho. Es la vida que continúa de otra manera. Seguramente todo va a ser para mejor. Te deseo mucha suerte a todas en esta nueva etapa. Besos

    ResponderEliminar
  2. Y cuando los hijos comienzan a abandonar el nido es que comienza una también a darle curso a los senderos de nuestra vida hacia otros puertos.
    La gracia está en saber elegir.
    Muchos besos y abrazos amiga, te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me olvidé en el comentario anterior MUY HERMOSO tu blog, le has cambiado algunas cosas y me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  4. arriba el ánimo
    ya están grandes
    besios

    ResponderEliminar
  5. Holas marukita!!! aquí pasando a dar las gracias por tu visita...mmm? así que con el nido vacío?? buenoooo, a poner todo en orden y a seguir adelante, que la vida es bella y aun a estas alturas nos esta reservando muchas cosas lindas!!...no dejes de hacer ver a tus hijas, que sigues ahí, para ellas, eso es lo importante, que sepan que siguen teniendo a donde correr cuando estén con la capa caída jeje
    me gusto mucho el nuevo look de tu blog!!
    un abrazo gordo y apretado

    ResponderEliminar
  6. Que rico que tus hijas tengan una mamá tan preocupada y que les das todo tu apoyo, yo recién comenzando la tarea de criar a mis hijas... uhh dan cositas estas etapas...

    Maru que tengas una semana divina.

    ResponderEliminar
  7. Maru querida ¡¡ es la ley de la vida .. Dios nos da a los hijos para que guiemos su camino ... y luego les regala libertad de volar y crear su propio nido ..y estate segura que cuando hubo amor vuelven ... pues eso no se olvida ..el amor que han mamamdo de niñas .. seguira creciendo mas con la distancia .. y juntas estaran por siempre no en el mimso lugar pero si en sus corazones ¡¡¡¡ Me alegra leerte y verte y sentirte bien ¡¡¡¡¡ un abrazo

    ResponderEliminar
  8. La vida está llena de cambios. Hay que saber afrontarlos y vivirlos todos intensamente, como corresponde. Con el tiempo, seguro que serán para bien, siempre que no nos aferremos al pasado.

    Un beso y enhorabuena por tu nueva independencia.

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes que todos hemos volado, y es ley de vida abandonar el nido para crear tu propia casita; seguro que es muy feliz y tú lo serás viéndola a ella contenta.
    Un super beso, que te habia perdido la pista y te echaba de menos.
    Abrazosssss

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa espero que estes bien.
    Es ley de vida que los hijos se vayan y hagan su vida como hicimos nosotras.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Maru:

    Ánimo!!! verás que todo irá bien :D

    bexox

    Yaniré

    ResponderEliminar
  12. Maru ¿Que tal amiga?¿Como te va todo?Jejejeje me alegro que te gusten mis regalitos, gracias por tu comentarios.Y si, aun tengo espacio para poner y guardar cositas, pero lo tendre en cuenta ¿vale?Si me sobra algo ira para Chile, quedate bien tranquila.Un abrazo grandes.Besos.Paloma.

    ResponderEliminar
  13. Maru....la mejor de las suertes para tu hija..muchas bendiciones para las 3...les mando un abrazo a todas..jiji
    besos
    clau..

    ResponderEliminar
  14. Pienso que el cambio de "nido" no conlleva que os alejéis y así lo creo y lo espero.


    También se ha ido mi hija recientemente y es la segunda vez que lo hace. Espero que esta vez la vida le sonría.


    Abrazos

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.