viernes, 7 de mayo de 2010

Asustado, herido....


En un recóndito lugar de mi corazón estás tú,
asustado, herido,

sin saber qué pasará.

Esto que empezó como un juego

se ha convertido en algo que no sé explicar.

Sentimientos que hacen vibrar el alma,

te siento aun estando lejos.

Te añoro, aunque no te conozco.

Mi alma se hunde en tus abrazos platónicos,

me deleito en pensamientos contigo.
Sufro una fiebre desconocida,

y tú en un rincón de mi corazón,

asustado, herido,
no te atreves a salir...

y no me atrevo a dejarte salir.

Maru

1 comentario:

  1. "Te añoro, aunque no te conozc" me pasa maru, te pasa que te afirmái en una ventana contando los postes y añoraí (no sé que, por eso quizá no lo encuentro) ese "algo".

    Un beso enorme :**

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.