viernes, 14 de mayo de 2010

Corro herida, sentenciada....


Tengo que escapar
La multitud me persigue

Lloro, sudo… caigo

Me levanto y sigo….

Si me alcanzan…

Si me alcanzan moriré.

Mi vestido se desgarra

Mis zapatos caen

Corro herida
Sentenciada,

Se burlarán de mí

En la plaza del pueblo

Seré humillada

Mi sangre correrá por la hierba

Seré quemada en la hoguera

Sin haber usado casco ni armadura

Sin haber gritado mi verdad

¿Sin haber amado?

Debo correr y salvarme

Debo amar antes de morir

Corro con toda mi energía

Mi corazón quiere salírseme del pecho

Mi mente repite: No, no no…

Mi vista se nubla,

Caigo, me levanto y tomo aire con dificultad.

Es en vano, se acercan

Mis pies lacerados

Se niegan a seguir

Me alcanzan

Me arrastran

De mi largo pelo

Me hieren, me escupen

No tengo salvación…

Moriré, moriré sin amar.

Pero en la hoguera

Musitaré tu nombre

Y nadie nunca lo sabrá.
Maru 10/5/2010

4 comentarios:

  1. nooooooooooooooooooooooo, Maru! PORQUEEEEEEEEEEEEEEE.LO AMÉ. SIMPLE.

    ResponderEliminar
  2. Que dramático relato. Que bien escribes. Que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. uff que angustia!! un escrito desde el fondo del alma.

    Fé Maru, mucha fé...Mil abrazos con mi cariño enorme

    ResponderEliminar
  4. OOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHH!!!!! Me encantó! escriba más así!

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.