sábado, 31 de julio de 2010

Supergata, Robin y el intruso....


No sé si les he contado que Robin me dejó traer a mi amada gata Violeta desde Santiago. Bueno, no diré que la adora, pero en realidad igual le hace algunos chistes y cariños de vez en cuando, aunque lo disimula, e insiste en decirle Gato.

Y algo que no permite por ningún motivo, es verla encima de nuestra cama. Pobrecita, cuando ella en Santiago dormía encima de las niñas, jaja, ahora tiene su propia camita en mi taller.
Y por lo mismo, empezamos a cerrar la puerta del dormitorio nuestro en las noches.

Pero anoche, porque lo quiso el destino, se nos quedó la puerta abierta.
Por supuesto que Violeta dijo "ésta es la mía" y entró sigilosa (así como andan siempre los gatos) y se subió a mi lado. Eran más de las 2 de la mañana. Yo dormía y no me di cuenta. Pero a la muy bruta se le ocurrió maullar, y Robin despertó y la echó volando... y entre que yo despertaba y que Violeta arrancaba, veo que Robin vuela (porque no hay otra palabra), hacia la ventana, saca medio cuerpo y grita un par de garabatos.

Yo me dije ¿what? y pensé ¡se cayó la Violeta por la ventana! casi muero. Y Robin seguía asomado en la ventana y yo ya no entendía nada cuando le pregunto qué pasa, y me dice que cuando se sentó para echar a la Violeta de la pieza, vio que las cortinas se movían demasiado y era que un tipo que había abierto la ventana y ya tenía casi un pie dentro. He ahí la reacción de Robin.

Con el ruido, se prendieron luces de otros departamentos y algunos dijeron que lo habían visto y le habían gritado, pero el tipo (un adolescente), no hizo caso y se subió por el tubo por donde baja el agua de lluvia del edificio y encontró dónde poner el pie.


Yo duermo para el lado de la ventana, así que no dudo que el tipo, o se asusta al ver gente y se va, o simplemente se hubiera tirado contra mí, no quiero pensarlo, tal vez me hubiera dado una paliza y después se enfrentaría con Robin, o no sé; bueno, con Robin le hubiera ido mal, porque es grandulón y forzudo y furioso, yo creo que es muy peligroso...

El asunto es que el tipo se tiró del segundo piso y salió corriendo; ojalá se haya roto un pie o algo más el infeliz.

O sea, si no se nos hubiera quedado la puerta abierta y no hubiera entrado la Violeta y no hubiera maullado y despertado a Robin, tal vez la historia sería otra. Así que Violeta es mi heroína, la amo... nos salvó de una buena...


Ahora, estaré aterrorizada cuando oscurezca y yo esté sola, por supuesto.... como ahora que Robin no está y yo tengo tres luces prendidas y las ventanas y cortinas bien cerradas...


Yo creo que fue un poco culpa nuestra porque usamos tan poco la sala y el comedor, que a veces nos olvidamos de cerrar las cortinas, entonces, tal vez pareciera que no hay nadie. Y todo oscuro a las 2 de la mañana, yo creo que el tipejo pensó que el depa estaba solo.


Bueno, agradecemos a Dios que no haya pasado más allá y yo agradezco que estuviera Robin, pero me quedé espirituada y ahora ando vigilando las ventanas, un poco sicótica, espero que se me pase, porque ya más loca no quiero volverme.

Así que aunque vivan en el piso 24, no se fíen, estos parásito se las arreglan para llegar a cualquier parte a hacer sus fechorías.

Maru

15 comentarios:

  1. Maru: menos mal que no pasó nada gracias a Viloeta. No te asutes cuando empieza a oscurecer cierra bien las ventanas. y teniendo esa precaución no vas a vivir momentos feos. Un ebso y un miau a Violeta.

    ResponderEliminar
  2. Uffffffffffff de la que salvaronnnn, gracias a Violetaaaa, ya nadie esta seguro ni en su propia casa que penaaaaaaaaaaaa, a Dios gracias nada malo paso, un abrazooooo

    ResponderEliminar
  3. Maru, me alegro que se encuentren bién y dile a Robien que la pobre Violeta se merece dormir con uds, no fue ella acaso la que los salvó del ladrón?...A mi me pasó algo semejante con mi gato, después de tres años de casada pude convencer a mi marido de que adoptaramos un gatito callejero, el me dijo que yo me tenia que hacer cargo, y al comienzo tampoco queria verlo cerca de la pieza, pero a los pocos meses se lo ganó, con decirte, que él le limpia su caja de arena, duerme sobre nostros y ya tenemos un 2° gato con miras a adoptar una gatita...asi que, ten por seguro que Violeta de apoco se va a ganar su corazón.
    Besitos y que tengas un alinda semana-

    ResponderEliminar
  4. Gracias amiga por tus palabras.
    Mira sería cosa que me depositaras y le dices a ella que te busque un encargo y me junto yo con ella o mi marido en una estación de metro (yo vivo en metro los domínicos, pero puede ser otra)(bueno, no sé que edad tiene o con una persona mayor) y le entrego el paquetito en papel de regalo y de ahí le dices que el regalo era para ella.

    ResponderEliminar
  5. Mira, buena idea. Ella cumplirá 20 años. Mándame tu cuenta y te transfiero y arreglamos la entrega.
    menteenlaluna@gmail.com
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. Te mandé un mensaje a tu correo, revisa la bandeja de mensajes no deseados, por si se fue para allá.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ya tengo tu información. Mañana en la mañana te transfiero ¿ya?
    Estaba pensando que mi hija mayor (24 años) trabaja cerca del metro Los Leones ¿podría ser ahí?
    claro que déjame hablar con ella, porque trabaja hasta las 15:30 no más y no sé si a ti o a tu marido le sirve ese horario.

    ResponderEliminar
  8. Maru, que pena, pero seguro el maullido de Violeta fue para avisar lo que pasaba, asi que es una guardiana, dile a tu marido que tiene que quererla mucho.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Maru no se cual es tu enfermedad, pero espero te recuperes pronto.Yo tambien soy una persona muy activa y siempre ando haciendo algo. Y como a ti me encantan los animales, te visitaré de vez en cuando y me apunto como seguidora. Un beso desde Madrid (España)

    ResponderEliminar
  10. Dacha, es una enfermedad genética que ataca mi cerebro, suena feo, pero puedo vivir con ella mientras esté medicada y con tratamiento.
    A veces me hace la desconocida y me tira fuerte y me bota y me aporrea (parece boxeador).
    Cada cierto tiempo me dan crisis y ahora no me encontraron muy bien y por eso nuevos medicamentos y todo eso.
    Mi enfermedad tiene que ver con la electricidad del cerebro, pero no es epilepsia, es un Trastorno Ciclotímico y Bipolar, pero no tengo depresión...
    Espero entiendas el enredo, jaja
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola Maru, gracias por pasar, hoy leí esta historia de Violeta y el adolescente intruso y no lo podía creer. Es increíble cómo sucedió todo. Hay que mirarle el lado bueno, y es que ahora tu querida Violeta va a ser más querida aún.
    Con tu relato estoy pensando en tener gatos, quizás sean más guardianes que mis 5 perros.
    Espero que mejores Maru, y que tengas una linda semana, creando cosas lindas o haciendo lo que te guste mucho.
    Un beso grande,
    Sandra

    ResponderEliminar
  12. Marú, no habría problema, mi marido trabaja como a 6 cuadras de ahí, sería cosa que le dieras el celular de él a tu hija para que lo coordinen, si el no tiene reunión no tendría problemas en juntarse a esa hora.

    ResponderEliminar
  13. Maru ¡¡que bueno que Violeta estaba con ustedes ...y que no les paso nada ¡¡ no se puede ya vivir tranquilo ...hoy para ella un porcion doble de leche ... Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Uy primita...varias cosas respecto a tu reporte:
    1.- Le encuentro la razón a Robin respecto a los gatos. Pienso que los animales, aunque los queramos muchos, tienen su espacio y hay que respetarlos al igual que nosotros respetar el de ellos. No estoy de acuerdo con los animales en la cama por muy limpios que sean, así es que en eso caso, no te puedo apoyar...sorry.
    2.- Claro que tienes que activar todos los rincones de tu casa aunque no los uses. Así tu casa también luce brillante y enérgica por todos lados.
    3.- Creo que es mas heroico Robin que la "gatita", yo nica me asomo a la ventana a enfrentarlos. La Violeta maulló porque los gatos maullan...ja.-
    4.- Ay primita, que rabia que invadan tu privacidad, ya no hay nada que hacer con estos desgraciaos...menos mal que no les pasó nada a ustedes y ahora a tomar las precauciones no mas para que no se atrevan a volver
    Besitos
    te quiero

    ResponderEliminar
  15. Uy primita...varias cosas respecto a tu reporte:
    1.- Le encuentro la razón a Robin respecto a los gatos. Pienso que los animales, aunque los queramos muchos, tienen su espacio y hay que respetarlos al igual que nosotros respetar el de ellos. No estoy de acuerdo con los animales en la cama por muy limpios que sean, así es que en eso caso, no te puedo apoyar...sorry.
    2.- Claro que tienes que activar todos los rincones de tu casa aunque no los uses. Así tu casa también luce brillante y enérgica por todos lados.
    3.- Creo que es mas heroico Robin que la "gatita", yo nica me asomo a la ventana a enfrentarlos. La Violeta maulló porque los gatos maullan...ja.-
    4.- Ay primita, que rabia que invadan tu privacidad, ya no hay nada que hacer con estos desgraciaos...menos mal que no les pasó nada a ustedes y ahora a tomar las precauciones no mas para que no se atrevan a volver
    Besitos
    te quiero

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.