martes, 28 de septiembre de 2010

Sequía

Chicas, estoy en una sequía creativa... tengo muchas cosas que hacer en decoupage, pero algo no me deja.
¿Dónde se fue mi musa inspiradora?
Por favor vuelve, te necesito.
Por mientras ¿soportarán mis escritos y desahogos y poemas y si despotrico también?
Maru

8 comentarios:

  1. Seguro que en cualquier momento vuelve tu cratividad. No lo dudo y luego harás maravillas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Maru, tranquila amiga, todo se va pero vuelve con más fuerza aún, verás que pronto empiezas manos a la obra y nos vuelves a mostrar tus trabajos, besitos y arriba eh?

    ResponderEliminar
  3. Y a quine no le ha pasado?.... con tantas cosas que tenemos en nuestra cabeza: la casa, los niños, el marido, el trabajo, la cocina y etc, etc, etc, dime tu donde podrá tener espacio la creatividad ?... Arriba el ánimo... haces cosas bellas´, cuando menos lo pienses estaràs pegando servilletas nuevamente...

    Cariños,

    ResponderEliminar
  4. Hola Maru!
    Seguro que tu inspiración vuelve pronto y nos vas a mostrar bellas cosas como las tantas que hiciste hace poquito.
    Un beso grande,
    Sandra

    ResponderEliminar
  5. Se habrá tomado unas vacaciones...déjala...no la tengas tiempo completo...obre...se debe sentir explotada...Va a volver!!!!
    Y cómo no te vamos a aguantar...dale...expresate libremente!!!y si no te alcanza este blog...pasa por el mío que tienes tu lugar.
    Bs.

    ResponderEliminar
  6. Las musas van y vienen, y los ánimos, y las ganas de hacer cosas, a mí me pasa muy a menudo, y cuando vienen malas espero a que pasen porque sé que las buenas al final terminan por llegar.
    Ánimo, Maru, te deseo lo mejor, muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. ya vendrá primita....no desesperes
    besios

    ResponderEliminar
  8. Amiga, pasé a dejarte un saludito, yo he andado igual que tu, aunque por pega he tenido que crear igual, pero las ganas de no levantarme son mayores...ánimo que ya te volverán las ganas de crear...
    Besitos y saludos a Robin y Violeta

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.