sábado, 1 de marzo de 2008

Cosas de mi cerebro hiperactivo....


Me he puesto a pensar en Dios. Creo en él, pero a veces lo siento demasiado lejano, y me identifico con Claudio Bertoni.


No es ni luz ni oscuridad
no es alto ni bajo
no es nada de las cosas que es.


Dios no tiene perdón de Dios.


Dios exagera: Nos muestra el sol y la tierra... y después nos mata.


¿A fuerza de arrodillarme haré que Dios exista?

5 comentarios:

  1. Bueno, a cerca de Dios, por años fui atea, pero despues de mi ultima depresion me dijeron, hey!! no estas sola, solo permite sentir su presencia desde tu corazon hacia fuera. Fui a hablar con un sacerdote y me dijo "hija, es tu humana fragilidad, es la torpeza humana... sabes por que Jesus nos compara con ovejas? porque somos torpes como ellas, por eso necesitamos un pastor" (conversamos muchas cosas mas)desede ahi ya no me odie por mis errores del pasado, no culpe a Dios por mis dolores, me reencontre con Dios, y ya no me siento tan tan sola como antes, Dios es mi refugio.
    te envio un abrazo gigante!! enorme !! descomunal!!

    ResponderEliminar
  2. No ... no tienes que arrodillarte para encontrar a Dios .. solo tienes que dejarte llevar por su amor .. Dios esta en las cosas pequeñas que por el apuro que tenemos en la vida quizas no vemos .. Dios esta en ese llamado inesperado ,en una sonrisa en una flor .. esta aqui entre nosotros ... Una vez que lo descubras sabras que la soledad no existe ¡¡¡ y encontraras en el refugio .. ya lo veras ...

    ResponderEliminar
  3. Es dificil, pero no imposible... te envio un abrazo del porte de la cordillera de los andes...

    ResponderEliminar
  4. Maru a veces es difícil creer en Dios si nos va tan mal pero Él no nos manda pruebas que no podamos superar, trata de ver que es lo que más te deprime y lucha contra eso, no permitas que te derrote una enfermedad, yo también he pisado fondo algunas veces por situaciones muy difíciles en mi vida pero cuando me ha pasado me impulso con más fuerza para salir y agarrando coraje no permito que nada sea más fuerte que yo. De repente nos sentimos sin fuerzas como me acaba de pasar ayer pero ahora yo te aconsejo que te des cuenta cuantos nos estamos preocupando por tí y que en verdad deseamos que estes bien. te mando mucha fuerza para que luches contra todo, date un pequeño tiempo para descansar pero vuelve a cargarte de energía para seguir con más fuerza. Muchos abrazos.

    GRISEL

    ResponderEliminar
  5. This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.