sábado, 16 de agosto de 2008

El impostor....


Llegó vestido de gran señor, elegante, seguro de sí mismo, un hombre de mundo, culto, hablando idiomas, vivió en muchos países y visitó otros tantos. Se nota que no pasa necesidades económicas, ésas que a ti te carcomen la cabeza.
Se siente en libertad de tomar tu mano, en llenar tus espacios. Casi no lo crees.
Tus días de tristeza se esfuman en sus brazos, ves arcoiris de colores y lo quieres así.
Es reservado, quisieras saberlo todo de él, pero te da información a gotas; pero estás tan ilusionada que no ves las casi imperceptibles señales de que algo no cuadra.
Hasta que un día discuten y muerdes tu rabia y abres los ojos y sospechas.
Es demasiado perfecto. No puede ser. Nadie lo es.
Buscas en Internet las empresas que dice tener y en vez de eso, lo encuentras en todos los lugares de búsqueda de parejas y/o amistades.
Ahí está, en todos, la misma foto, distintos nicks.
A veces es paisano, otras extranjero. A veces es empleado de banco, otras es empresario.
Como habla idiomas, tiene contactos en todas partes.
Te preguntas cuántas tendrá aquí que tú no sabes y te explicas varias cosas.
Como tampoco eres tonta (bueno, a veces sí, como en este caso), en una conversación casual sacas el tema. Niega, se ríe, son tonteras, no tengo tiempo para esas cosas, además, todo lo que ahí dicen son mentiras. No lo sabrá él.
Quisieras lanzarte como araña a su imperturbable cara, decirle mentiroso y tantas cosas, pero decides ser digna y le dices "me voy".
Ves pregunta en su cara ¿por qué? "porque eres un impostor mentiroso". Nada dice, ya no mira, ya te olvidó, ya no existes, total, tiene otras "amigas" en la red.
Tú te remangas las lágrimas y te vas. Llegas a tu casa, abres Internet y te inscribes en todas las páginas donde él está inscrito. Esa será tu venganza, si él es un mentiroso impostor, tú también puedes serlo.
Será un juego, lo abordarás en forma anónima. Jugarás su juego, y si le haces daño, mejor, piensas esto dentro de tu no pensamiento.
Sabes que mañana no harás nada y empezará el duelo.
Maru

16 comentarios:

  1. Maru, qué tristeza me dio y qué impotencia!
    ¡espero que no sea real este relato!

    un besazo!

    Vero

    ResponderEliminar
  2. Vaya tela!!!, hay que ir siempre con el sexto sentido puesto... porque hay mucho canalla suelto...

    Espero que todo te salga bien... te mando muchos besitos para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  3. Triste amiga, si te paso a ti....no eres la primera ni la última...creo que internet es un lindo medio para muchas cosas, pero no para el amor, hay mucha gente por ahí muy baja...lo mejor es cerar el capítulo y no contaminarte con su juego...eso no te hará bien.
    Un abrazo grande,
    Titi

    ResponderEliminar
  4. Menudo relato, hay que andar con mucho cuidado a quien se conoce en la red, sobre todo si se le abre la puerta de tu casa y de tu corazón.

    Una abrazo,

    ResponderEliminar
  5. AMiga impostores hay en todos lados no solo en la red... el amor, la amistad, se puede encontrar en cualquier lado pero siempre existiran riesgos, no por eso debemos cerrar las puertas... si en este caso no supo apreciar el valor de la persona que estaba delante de el, peor para el, quizas en la vuelta de la esquina, o en el otro contacto si abra suerte y verdad... un abrazo de corazon.

    ResponderEliminar
  6. El relato es verdad, pero no me pasó a mí, gracias a Diosito.

    besos...
    Maru

    ResponderEliminar
  7. CONFIESO QUE A MI SI
    SIN LAGRIMAS
    MAS QUE NADA CON ASCO
    Y RABIA OBVIA, POR MI NO POR EL OTRO

    QUE IMAGINACION DE POR MEDIO DIJE, PUCHA QUE FLUIDA LA TENGO PARA SEMEJANTE GARRON !!!!!

    PERO APRENDO DE TODO

    SE SIGUE OBVIAMENTE, SABES QUE HA SIDO: UNA PIEDRITA EN EL ZAPATO POR UNAS HORAS Y YA________________

    GRACIAS POR PASAR
    NO TE PIERDAS
    HABRA PARA MAS
    SEGURO
    BESOS
    MILES
    KLAU ♥

    ResponderEliminar
  8. Hola Maru!!! perdona por no haberte contestado antes, ultimamente tengo la cabeza en demasiado sitios...
    Claro que envio fuera de España, a tu disposición para lo que gustes.

    ResponderEliminar
  9. Algo asi escuché en los noticieros españoles no hace muchos meses... un tipo que engañó a varias mujeres españolas.... un perfecto sinverguenza.
    Te mando un besito gigante para ti y toda tú familia.

    ResponderEliminar
  10. A veces nos hacemos las tontas, queremos creer que las personas no tienen "caretas", sobre todo si es alguna con la que nos hemos ilusionado.
    Lo que nos consuela es pensar que también hay gente sincera, en la red y fuera de ella.
    Un abrazo, Maru.

    ResponderEliminar
  11. hola amiga
    pasea dejarte carños y desearte un lindo día!!!! un beso grande grande y ver si te llamo estos días jejejejje.... ehy ya te tengo mas o menos ubicadita donde estas jajajaja

    ResponderEliminar
  12. Ayyy, si es que no nos podemos fiar de todos esos fantasmas que van de perfectos!!!.

    ResponderEliminar
  13. Maru, gracias por tus lindas visitas, me he leìdo tus ùltimas entradas hasta esta, muy interesante, creo que si uno no es la "enganchada" , lo mejor es dejarlo pasar,aunque como juego suena divertido volverse " anònima" pienso que es desgastante, total, el tìo no vale un pepino el esfuerzo, y como no es el ùnico que pulula en la red, es pan de todos los dìas la gente falsa e impostora.
    Lo mejor? seguir con nuestros propios intereses en la red y a otra cosa mariposa.
    Me encantò tu artìculo para ponerlo en manjares con tu permiso.

    un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  14. Si fuera real, tampoco importa tanto... ¡que te quiten lo bailao! como decimos aquí.
    ¿Cuantas relaciones se empiezan y luego terminan mal? Pero no por eso podemos dejar de tenerlas.
    El amor, como la ciencia, es a veces cuestión de prueba y error. Así vamos aprendiendo y buscando hasta que encntramos lo que necesitamos. Es ley de vida.

    ResponderEliminar
  15. Si no me equivoco en el blog de SHE encontre reproducido este post, referido a tu blog.
    De acuerdo con CARMEN GLORIA, no hace falta repetirse.
    Bsos

    ResponderEliminar
  16. Parecía el mismo relato que contó una amiga hace unos meses atrás!
    Estos tipos se hacen "humo" de un día para otro,por el simple hecho que nunca estuvieron. Y mejor que sea así, es para perderlos en el camino.
    Besos

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.