viernes, 29 de agosto de 2008

Novio y amigo... la diferencia...

Tú tienes un novio que cuando te llama lo hace generalmente por cumplir un horario.
Tu amigo te llama sin horario, sólo porque quiere hacerlo.
Tu novio va a visitarte porque es día de cita.
Tu amigo te busca cualquier día porque para él no hay citas.
Tu novio te acaricia y te besa porque se cree con derecho para hacerlo.

Tu amigo lo hace con más ternura y sin derecho, sólo porque le nace.

Tu novio va contigo por la calle como quien lleva una bandera.
Pero tu amigo es el único abanderado de tu corazón.
Piensa que tu novio te quiere por ser tu novio,
Pero te quiere más tu amigo siendo sólo tu amigo.

Tu novio tendrá otros amores ocultos si tú no le bastas.
Tu amigo podrá tener otras amigas, pero ninguna oculta para ti.
Tu novio nunca quisiera dejar de ser tu novio y ser sólo tu amigo,
Tu amigo busca llegar a ser tu mejor amigo sin ser nunca tu novio.

¿Que son amores muy diferentes? Tienes razón,
El amor de tu novio es por cumplir compromisos,
pero el de tu amigo es más sincero porque no hay compromisos que cumplir.
Cuando peleas con tu novio todo termina entre los dos,
con tu amigo no te peleas porque no hay nada que terminar…
Maru

5 comentarios:

  1. waooo me encantóóóó...
    pasate por mi blog, el último texto que he escritoo seguro que te gusta jajaj bss

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu enfoque, hay notables diferencias, en verdad.

    Espero que todo lo tuyo vaya de diez.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  3. No comparto exactamente todo lo que dices...creo que tu entrada puede ser un ejemplo de una experiencia en la que prefieres el amor del "amigo".
    Aún así, felicidades, por la frescura de tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu texto, sinceramente hay mucho de verdad en él. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Eso es porque no es el novio adecuado. Un novio de verdad (o un marido) es también tu amigo a la vez.

    El novio ideal es tan sólo un amigo con derecho a roce
    ;-)

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.