viernes, 22 de febrero de 2008

Así vamos....


He tenido días ajetreados, aparte de que he estado media enferma para variar. Pero hoy fui al médico y no es nada grave, así que pasará, esto también pasará.
Ayer vinieron mis amigas yeguas for ever. Por fin logramos juntarnos todas: Paty, Nayra, Su, Marcia, Vivi y yo.
Fue una conversa que fluye tan fácil, como si nos viéramos todos los días, como si ya fuéramos una pequeña familia donde hay una confianza total y todas somos como somos y punto. Y nadie se extraña, nadie reclama, nadie nada.
Trajeron un montón de cosas ricas y yo les hice yogurt con frutas porque decidimos que los encuentros fueran más dietéticos, jajaja.
No pude comer nada porque estaba enfermona, pero no importa, me sentí feliz de tener a mis amigas aquí.
Hoy fui al médico y a matricular a Susi en el colegio, es el colmo que la matricule a estas alturas, pero reconozco que era más lata de ir que de otra cosa, y considerando que el colegio queda como a 4 cuadras, o sea.....
Hoy he sentido la necesidad de paz y silencio.
Melissa con sus conflictos se fue a vivir donde su papá y Susi acaba de salir con su pololo.
Y me he echado en el sofá a leer mi libro "Los doce hilos de oro" y tenía música de fondo y de repente sentí la necesidad de estar en silencio.
En estos días en que la tele nacional no se puede ver porque todo es el Festival de Viña y en el cable en el día no dan muchas cosas buenas, voy a aprovechar de estar en paz y en silencio leyendo mi libro. Lo más seguro es que me quede dormida, pero no importa... estoy en paz.
Maru

4 comentarios:

  1. Maru hay veces que necesitamos estar solas, tranquilas para poder estar con nosotras mismas. Espero que te sientas mejor y bueno eso de tu hija si ella lo decidió así pues hay que respetar su decisión pero como quiera que sea la mamá es la mamá ya se verá más tarde como se siente. Seguro que ella es la que se parece más a tí en el caracter ó me equivoco?

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Maru las amigas son un regalo de Dios, ángeles sin alas que nos ayudan a levantarnos cuando nos hemos caído y nos cubren con sus alas protectoras cuando así lo necesitamos, es lindo tener amigas y mas reunirnos de ese modo, me da mucho gusto por ustedes, disfrutalo.

    Por otro lado, a veces se siente la necesidad de leer y de esa paz, como ahorita, creo que es un tiempo perfecto para ello.

    Un abrazo

    Nancy

    ResponderEliminar
  3. es maravilloso estar en paz. esta semana estuve casi todos los días cuidando el dpto de una amiga que no tiene televisor....y es maravilloso, como te dije yo nada de festival, no me interesa....y la TV hoy es un fiasco....nada mejor que un buen libro, una buena selección musical, sus buenos puxitos y su cervecita pa'l calor....jejejeje
    que maravilla!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Espero te guste el libro ... yo aprendi mucho de el .. aprovechalo ¡¡¡ y creceras...... muchoo

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.