domingo, 3 de febrero de 2008

¿Querida o Amada?...


Hace un tiempo, hablando con F., ella me decía que nunca se había sentido realmente amada; y por supuesto mi cerebrito grabó eso a fuego. Y he estado pensando en ese tema, y en la diferencia que hay entre ser Querida y Amada.
Uno quiere a su mascota, a sus amigos, a sus libros, a sus películas favoritas. Queremos nuestra música especial y a nuestro hogar.
Pero sólo podemos Amar a personas: padres, hijos, hermanos, familia. Y es una clase de Amor, grande, profundo, intransable.
Pero creo que F. se refería a otro tipo de amor. Al Amor de Pareja. Al Amor Hombre – Mujer; Mujer - Mujer; Hombre - Hombre; da lo mismo, pero creo que ESE AMOR no se puede comparar con nada.
Creo que yo he sido Querida muchas veces, por amigos, por parejas incluso, pero Amada, siento que sólo lo he sido dos veces. Pero qué grande, qué maravilloso, qué bendición haber sido tan importante para alguien, tanto para amarme desde le corazón, desde las vísceras, desde todo el ser. Que yo haya sido un ser especial, que no vivieran sin mí, que estuviera en sus pensamientos todo el tiempo, que sus corazones latieran más fuerte cuando me veían… que sintieran mariposas en la guata… todo por MÍ. Es un milagro.
Y no digo que no me lo merezca, creo que soy una persona apta para amar porque he aprendido mucho, he mordido el polvo y he chocado contra muchos muros, suficientes para aprender bastante.
Espero alguna vez volver a sentirme Amada, de verdad, con todo, con todo y sin renuncias ni egoísmos. Es lo mejor que nos puede pasar en la vida; sin duda (incluso mejor que el chocolate).
Ahora, cuántas veces he amado YO de verdad, mmmm, creo que pensarlo muy, pero muy bien.
Maru

3 comentarios:

  1. Sentirse amada...

    Amar y que te amen es la mezcla perfecta para una felicidad incombustible.

    He amado y me he sentido amada y es como caminar sobre nubes.

    No importa lo que dure... porque es tan maravilloso cuando eso sucede que solo experimentarlo merece la pena aunque caduque.

    Un abrazo,

    Agatha Blue*

    ResponderEliminar
  2. Amar es una de las cosas por las que vale la pena vivir aunque desafortunadamente las malas experiencias nos hacen más cautelosos y sin darnos cuenta le vamos poniendo barreras al amor pero debemos hacer un esfuerzo y volver a confiar sin importarnos nada y así poder nuevamente entregarnos plenamente al amor como si fuera la primera vez.

    Saluditos.

    GRISEL

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.