domingo, 10 de febrero de 2008

Sustooo...!!!


Anoche estaba sentada en el living viendo las noticias, cuando se me ocurre mirar hacia el balcón y veo a mi Bruno colgando, pobrecito, se subió a la baranda y se quedó colgando. Parece que estaba en apuros, fui rápidamente en su rescate, estaba asustado, hasta se hizo pipí...
¿Se imaginan se hubiera caído del séptimo piso? Me muerooooo...
Ayyy qué susto... parece que voy a tener que poner malla de seguridad en el balcón....
Maru (dibujo de Susi)

4 comentarios:

  1. BUENO, PRIMERO SIEMPRE QUE SE TIENE GATOS O NIÑOS EN LOS DPTOS SE PONEN MALLAS DE SEGURIDAD, AUNQUE ES UNA LATA PORQUE TE SIENTES ENCERRADA
    Y SEGUNDO PRIMA...TIENEN 7 VIDAS, LE HABRÌAN QUEDADO 6....NO TE PREOCUPES...JAJAJAJA
    SERÁ POR QUE ME ENCANTAN LOS GATOS???
    JIJIJIJIJIJI

    ResponderEliminar
  2. Wow!! 7o. piso que susto!! claro que si, pobrecito, sabes? hay una cosa que tienen los gatos que le llaman el síndrome del gato volador, de repente se lanzan al vacío y muchas veces se hacen daño, creo que esa malla no es mala idea.

    Un beso

    Nancy

    ResponderEliminar
  3. Que susto para tí y tu gato!!, lo de la malla seguro tiene que ir para evitarte más disgustos...

    Veo que tuviste unas lindas vacaciones, yo también estuve en el sur, Lago Rupanco, Osorno, Puerto Montt y con muchísimo calor!!!

    Un beso, nos seguimos leyendo..

    ResponderEliminar
  4. Hola Maru. He venido a devolverte la visita. Me alegro de que te gusten los gatos. Yo los adoro. tal vez te gustará mi blog www.unpaisenlaluna.blogspot.com está lleno de gatitos.
    De niña se me cayó una gatita desde un sexto piso. No se mató pero quedó bastante malherida... pobrecita.
    Es muy frecuente que se caigan, hay que tener cuidado con ellos... se confían y se caen a menudo.
    Un beso, me gusta tu blog, volveré a visitarte.
    Natacha.(o Manuela, somos la misma)

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.