domingo, 15 de agosto de 2010

Sábado fructífero....


Ayer Robin tuvo que trabajar, así que nos quedamos solas Violeta y yo. Mientras ella hacía sus actividades de gata, yo producía.

Y aquí está el resultado. Espero les guste.

Ah, y cambié mi plantilla, soy hiperkinética, no puedo ver mucho tiempo la misma, jajaja.

Besos y saludos.

Maru



10 comentarios:

  1. Realmente un dia productivo y con muy buenos resultados todos los trabajos te quedaron muy lindo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Maru! Cómo nos rinde el día cuando estamos solas!
    Todo lo que hiciste es precioso! La caja de los perros disfrazados me encantó!
    Besos, buen domingo!
    Sandra

    ResponderEliminar
  3. very nice :)))).... first box is wonderful, I love this napkin:))....
    kisses from Croatian :))....

    ResponderEliminar
  4. Hermoso trabajo tía, mis amigas quedaron fascinadas... Tengo medio botado el blog así que no entro mucho... Tenemos que juntarnos algún día que tenga medio desocupado a copuchar :) un beso enorme, Abrázeme al pelaito.

    ResponderEliminar
  5. Hola Maruuu, pase a saludarte, que lindos te quedaron las cajitas, felicidades me encantannnn.

    Bsss

    ResponderEliminar
  6. Hola Maru hermosos tus trabajos !! un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Unos trabajos preciosos, el cambio de plantilla ideal, besitos

    ResponderEliminar
  8. Me encantó la caja de los perritos, pero todo está lindo!

    ResponderEliminar
  9. Hola Maru, tengo rato paseando por tu blog. Maravillada con lgunos de tus trabajos, fascinada con algunos de tus poemas, encantanda con algunas de tus reflexiones. Conozco tu enfermedad, yo misma la padezco y se lo que es vivir en ese sube y baja anímico. Hace poco inicié mi blog. Se ha convertido en algo bien importante en mi vida y me ha ayudado mucho. Estaré visitándote regularmente. Ya estoy siguiendote.

    Recibe un abrazo fuerte de quien te entiende. Con cariño desde Venezuela, Marjorie Arte y Papel
    http://mararteypapel.blogspot.com

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.