martes, 7 de agosto de 2007

Carta de una madre

Hoy no me siento bien. Ayer fui al médico y me subió la dosis de uno de mis medicamentos. Y ando media tonta, tiritona y mareada. Y la neurona sin funcionar. Así que hoy sólo les copiaré una hermosa carta de una madre cualquiera.

La de la foto es mi hija Susi, hace ya algunos cuantos años.






Se le encuentra donde quiera (encima, debajo, dentro, trepando, colgando, corriendo, saltando). La mamá lo ama, algunos adultos lo ignoran y el cielo lo protege.

Es la verdad con cara sucia, la sabiduría con el pelo despeinado, la esperanza del futuro con una rana en el bolsillo.

Tiene el apetito de un caballo, la energía de una bomba atómica, la curiosidad de un gato, la imaginación de Julio Verne, la timidez de una violeta, la audacia de una trampa de acero.

Le encantan los chocolates, los libros con dibujos, el campo, el agua, los animales, el Tata, los trenes, los sábado, los domingo (porque la mamá está en casa) y los carros de bomberos.

Le desagradan las visitas sin niños, los libros sin dibujos, los peluqueros, las muchachas/os, los gorros de lana, las bufandas, los guantes y la hora de acostarse.

Nadie más se levanta tan temprano. Nadie más puede meterse en el bolsillo una fruta mordida, medio metro de cordel, un caramelo, veinte pesos, un caracol hecho de plasticina... con sus manitos.

Es una criatura mágica. Le puedo cerrar la puerta del cuarto donde se guardan las herramientas, pero no la puerta de mi corazón... puedo echarlo de mi cuarto pero no de mi mente.

Todo mi poderío se rinde ante él... es mi carcelero, mi jefe, mi amo.

Cuando llego a casa por la noche con mis esperanzas y mis ambiciones muchas veces hechas pedazos, él puede remediarlo todo con sus tres frases mágicas: "Hola mami... ¿cómo te fue?... ¿qué me trajiste?"
Maru

4 comentarios:

  1. Amiguis, muchos besitos en pomada y abrazos a discreción...ánimo!!
    Debe ser el humor universal, pues aca también andamos medios tristones, pero noimpoita, como dicen mis hijos, aca nos abrazamos unas a las otras,
    Con Cariño...

    ResponderEliminar
  2. Cuidate mucho! supongo que la medicina es fuerte pero espera que te haga el efecto que debe y te sentiras mejor.
    Mientras no hagas nada. Ve peliculas o duerme sale?
    Lindo el pensamiento.
    Te mando un super abrazo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Maruquita Linda!!!
    Tenia años, ke digo años, décadas de no recordar esa carta, recuerdo que mi padre tenia un disco, de esos negros, grandotes que parecían platos los recuerdas? posiblemente no jajaja tu eres mas joven jajajajajaja en fin era de Enrique Rambal, declamando algunos poemas, y entre ellos venia esa...uuuyyy solo de recordarlo, con su voz ronquita y arrastradita, se me podrían rodar las lagrimas!!
    Gracias por darme la oportunidad de desempolvar el baúl de los recuerdos!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí Nenis, no sabía el autor, pero la carta es maravillosa.

    besitos

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.