martes, 28 de agosto de 2007

Reflexionando 2


¿Sucederán las cosas sólo por desearlas tanto?
A veces la espera es tormentosa, creemos que no sobreviviremos a la espera; que no somos capaces. Queremos todo ya, todo instantáneo.
Pero, por mucho que deseemos algo, sólo sucederá si es justo y está de acuerdo con la voluntad divina y de manera perfecta, si lo pedimos con el corazón, si no nos mueve ninguna sed de venganza ni de maldad ni envidia.
Y cuando llega, si es que llega, es porque la esperanza ha conseguido iluminar las estrellas.
Maru

2 comentarios:

  1. Ahh, me pierdo leyendo tus posteos, los disfruto muchísimo!!
    Y tus imagenes son siempre muy atinadas...van afianzando lentamente lo que tus palabras transmiten...

    GRACIAS Maru por compartirte con nosotros :)

    ResponderEliminar
  2. gracias Yany, como tú eres buena con la aguja, yo intento ser buena con el lápiz, jeje.

    besitos

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.