miércoles, 28 de noviembre de 2007

Cambia....todo cambia....


Y mi blog también; me tenía chata el rosadito, así que lo cambié por mi color favorito: el amarillo, como el sol, como mi pelo, como un canario, como mis sábanas, como el choclo, como la miel, como los girasoles, como un helado chorreante de limón, como una llama a medio morir, como la alegría y como las hojas que empiezan a morir en otoño, para renacer en primavera.
Espero que les guste, y si no, se aguantan.
Maru

5 comentarios:

  1. Yo creo q todos nos dimos cuenta del color amarillo q deja ciego mamà
    ajaja
    se ve bonito si
    besitos mil =*

    ResponderEliminar
  2. Ese color me activa las neuronas, así que qué rico verlo en tu blog !!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta más este color. Es como tú ¡vivo!

    ResponderEliminar
  4. jajajaja
    no se alcanza a notar el cambio de color....jejejej....que buena la de la Meli....es pa quedar ciego...jujujuju
    bueno, si de algo te sirve el cambio, viva el cambio, pero tomaré precauciones en mis ojitos antes de entrar a leerlo
    jejejeje
    besios

    ResponderEliminar
  5. Los cambios siempre son revitalizantes :), hace bien cambiar de vez en cuando :)

    Besos

    Nancy

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.