jueves, 17 de mayo de 2007

Decepción


Hoy me siento decepcionada. Es un sentimiento extraño éste de la decepción. Tristeza por haber confiado, rabia por haber confiado, rabia conmigo misma por haber sido tan tonta. Por haber dado apoyo incondicional, por preocuparse, por estar ahí.... y cuando descubres que todo lo que te mostraron y te dijeron era sólo una sarta de mentiras... ufff!!! qué rabia y qué dolor, y qué ganas de patearle el trasero.
Hay cosas con las que no se juega. Y jugaron, y no fui yo la única ilusa. Fuimos varios los engañados. Pero igual siento alivio por saberlo, porque así puedo alejarme a tiempo. Y no seguir sintiéndome estúpida y manipulada.
No entiendo los motivos, no lo esperaba, no me cabe en la cabeza.
Pero bueno, cada persona sabe su medida, no hay una estándar para la totalidad de la raza; somos diferentes en cada una de nuestras partes y no podemos decir que lo que a uno le aprieta, al otro le duele, ni que lo que uno baila, el otro lo goza; no, para otro tonto ese cuento, que cada uno habla de la fiesta según la vive, según la forja.
Igual es triste ver que aunque uno quiera ayudar, o simplemente acompañar, lo que se obtiene es un vil acto de estupidez en el cual creen que uno es imbécil, que no se da cuenta de lo que pasa, y de que todo viene de más atrás, con más cosas, con más vilezas. En realidad, estos "seres" actúan en contra de sí mismos, porque simplemente la verdad siempre se termina por saber.
Pero hay cosas que no transo, y este caso en particular, es uno de ellos. He dicho.
Maru

2 comentarios:

  1. Maru,

    entiendo tu decepción y también yo la siento, es tremendo. Es un golpe muy bajo, que nos destroza por que lentamente nos va transformando en personas desconfiadas y ese creo yo es el peor resultado de un engaño.
    Pero no debemos sentirnos tontas ni ridículas, no fue eso lo que fuimos. Al contrario, fuimos personas generosas, amables y dispuestas a consolar, a escuchar, a estar presente cuando nos necesitaban.
    Tonto es el que engaña, el que cree que te está haciendo leso y que está sacando el mejor provecho de tu inocencia. Tarde o temprano la vida le demostrará que se equivocó y ojalá sea todavía tiempo de enmendar.

    Animo amiga, que tal como tu dices, al menos lo descubriste a tiempo, antes que el daño sea mayor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. uffff que fuerte ¿verdad?....pero así no mas es la vida....tal como lo puse en mi blog....un mundo de locos....y cada locura es tan dificil de entenderla....lamentablemente hay personas que salen decepcionadas como ustedes y eso es una pena....
    arriba el ánimo no mas que la vida tiene muchas vueltas como mundo redondo que es.....uno nunca sabe
    besios y tiene razón la Nayra....ustedes hicieron lo correcto, y es de eso de lo que hay que sentirse orgullosa

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.