sábado, 1 de diciembre de 2007

Teletón...



Anoche empezó la 29º Teletón en Chile. Es algo que empezó por iniciativa de Don Francisco y ahora ya es algo nacional.
De alguna manera, todos nos sentimos responsables de que siga funcionando, de cumplir la meta, de abrir nuevos centros, de no decepcionar a nuestros niños y jóvenes discapacitados. Creo que es nuestro orgullo nacional, y atendemos también a muchos niños latinoamericanos.

Nadie se queda frío ante las historias que cuentan, la lucha optimista de cada niño discapacitado, cuando nosotros, que somos sanos y completos nos quejamos porque nos duele la cabeza o porque nuestro pelo es difícil de controlar.
Es cada año más difícil superar la meta, la gente es dejada, siempre deja todo para última hora con lo que se convierte en un sufrimiento cuando pasan las horas y se ve tan lejos la meta.
Algunos pensarán, y tal vez así sea, que ya tienen todo listo antes de empezar. Yo pienso que una parte sí, el aporte de las empresas ya está asegurado desde antes, pero no creo que todo ya esté listo.... no tendría esa emoción y ese desafío que tiene cada año.
Espero que, una vez más, este año salgamos airosos de este desafío.
Maru

2 comentarios:

  1. Sí pues...qué insignificantes resultan ser nuestros problemas en comparación a lo que esos niños y sus familias han vivido. Ese es un motivo más para estar siempre optimistas y agradecidos de todo lo que nos ha dado la vida.
    Prácticamente todos los casos que han mostrado son conmovedores. Gente de esfuerzo, sacrificada al límite de lo que cada uno pudiera llegar a creer. Así vale la pena colaborar, sabiendo que de alguna manera uno está ayudando a cada una de esas personas.
    Tengo mucha fe en que cumpliremos la gran meta de este año.

    ResponderEliminar
  2. Hola te invito a visitar mi blog http://discapacidadenlosmedioschilenos.blogspot.com

    Espero que te guste..adios

    Pasaste a mi blog recomendados

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.